1 de noviembre | Devocional: Una religión radiante | Las buena noticia de la salvación

«Con alegría sacarán ustedes aguas de las fuentes de la salvación» . Isaías 12: 3, NVI

LOS VERDADEROS PRINCIPIOS del cristianismo abren ante nosotros un surtidor de felicidad, de la cual «la anchura, la longitud, la profundidad y la altura» son inconmensurables (Efe. 3: 18). Cristo ha de ser en nosotros «una fuente de agua que fluya para vida eterna» Quan 4: 14, RVC): Es un manantial inagotable del cual el cristiano puede beber cuanto quiera, sin agotarlo jamás. […]

¿Por qué permanecer alejados de la fuente, cuando podemos aproximarnos y beber?

¿Por qué morir sin pan, cuando hay abundancia de él? Es abundante y no cuesta nada. Mi alma se deleita en él y se surte diariamente de los goces celestiales. No callaré.

La alabanza de Dios está en mi corazón y en mis labios. Podemos regocijamos en la plenitud del amor de nuestro Salvador. Podemos participar abundantemente de su gloria excelente.— Testimonios para la iglesia, t. 1, pp. 492, 97, adaptado.

Las últimas palabras de Cristo para Juan fueron: «El Espíritu y la Esposa dicen: “¡Ven!”. El que oye, diga: “¡Ven!”. Y el que tiene sed, venga. El que quiera, tome gratuitamente del agua de la vida» (Apoc. 22: 17). Cuando respondemos a Dios y decimos:

«Señor, venimos», entonces con gozo sacamos agua de los manantiales de la salvación.

— Consejos para los maestros, § 53, pp. 356-357.

«Solo en Dios halla descanso mi alma; de él viene mi salvación. Solo él es mi roca y mi salvación; él es mi protector.

¡Jamás habré de caer!». Salmo 62: 1-2, NVI

MI RELEXIÓN PERSONAL

__________________________________

__________________________________

========================

DEVOCIONAL: UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristiana feliz

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*