1 de marzo | Devocional: Mi vida Hoy | Ester

Aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca. (Ester 4:16)

Se había señalado cierto día en el que los judíos serían destruidos y se confiscarían todas sus propiedades. Lejos estaba el rey de sospechar los abarcamos resultados que se habrían producido al ejecutarse totalmente ese decreto. Satanás mismo, oculto instigador del maligno plan, estaba tratando de eliminar del planeta a los que conservaban el conocimiento del verdadero Dios…
Pero la trampa del enemigo se vio derrotada por un Poder que impera entre los hijos de los hombres. Dada la providencia de Dios, Ester, mujer judía que temía al Altísimo, fue elegida reina del imperio Medo-persa. Mardoqueo era un pariente cercano de ella. En situación tan extrema decidieron apelar a Jerjes en beneficio de su pueblo. Ester se atrevería a presentarse ante él como intercesora. «¿Y quién sabe—le dijo Mardoqueo—si para esta hora te han hecho llegar al reino?»
La crisis que afrontaba Ester exigía una acción enérgica y rápida; pero tanto ella como Mardoqueo comprendían que a menos que Dios obrara poderosamente en beneficio de ellos, sus propios esfuerzos serían vanos. De modo que Ester dedicó un tiempo a la comunión con Dios, fuente de su fortaleza. «Ve–indicó a Mardoqueo—y junta a todos los judíos que se hallan en Susán, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche ni día: yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y así entraré al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca.»(PR:600-601)
A toda casa y toda escuela, a todo padre, maestro y niño, se hace en esta crisis la pregunta hecha a Ester en aquella crisis decisiva de la historia de Israel: «¿Quién sabe si para esta hora te han hecho llegar al reino?» (Ed:256) (67)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional, Mi vida Hoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*