1 de julio | Devocional: La fe por la cual vivo | El señor está en este lugar

Y despertó Jacob de su sueño, y dijo: Ciertamente Jehová está en este lugar, y yo no lo sabía. Y tuvo miedo, y dijo: ¡Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Dios, y puerta del cielo. Génesis 28:16,17.

“La verdadera reverencia hacia Dios nos es inspirada por un sentido de su infinita grandeza y un reconocimiento de su presencia. Este sentido del Invisible debe impresionar profundamente todo corazón. La presencia de Dios hace que tanto el lugar como la hora de la oración sean sagrados. Y al manifestar reverencia por nuestra actitud y conducta, se profundiza en nosotros el sentimiento que la inspira. ‘Santo y temible es su nombre’ (Salmos 111:9, V.M), declara el salmista. Los ángeles se velan el rostro cuando pronuncian ese nombre. ¡Con qué reverencia debieran pronunciarlo nuestros labios, puesto que somos seres caídos y pecaminosos!

“¡Cuán apropiado sería que jóvenes y ancianos ponderasen las palabras de la Escritura que demuestran cómo debe considerarse el lugar señalado por la presencia especial de Dios! Él ordenó a Moisés, al lado de la zarza ardiente: ‘Quita tus zapatos de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es.’” Éxodo 3:5.—La Historia de Profetas y Reyes, 34.

“Dios es superior y santo; y para el alma humilde y creyente, su casa en la tierra, el lugar donde su pueblo se reúne para adorarle, es  como la puerta del cielo.”—Mensajes para los Jóvenes, 263.

========================

DEVOCIONAL

LA FE POR LA CUAL VIVO

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*