1 de julio | Devocional: Hijos e Hijas de Dios | El está de nuestra parte

«Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios». 1 Juan 4: 15

LA CONFESIÓN DE LA CUAL Juan habla aquí, no es el resultado de una fe nominal, sino el resultado de haberla puesto íntegramente en el Salvador viviente que mora en su interior; una fe que es el resultado de creer que las bendiciones de la salvación son puestas a nuestro alcance por medio del Señor Jesucristo, «el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la derecha de Dios e intercede por nosotros» (Rom. 8: 34, RVC). Podemos pues sentirnos seguros de que Jesús es nuestro Salvador. Por eso la vida no tendría sentido, ni podríamos gozar de paz ni de esperanza, si él no nos hubiera amado y no se hubiera sacrificado por nosotros.— The Youth’s Instructor, 6 de enero de 1898, adaptado.

Nuestra aspiración a la justicia de Cristo resulta legítima si cumplimos las condiciones por las cuales nos ha sido prometida. Dios nos ha concedido todo el cielo en un rico don, y todo lo que el don incluye es nuestro, si aceptamos a Cristo como nuestro Salvador personal. […]

Hablemos de Jesús: eduquemos la lengua para hablar de su misericordia y de su poder, manifestando las alabanzas del que nos «llamó de las tinieblas a su luz admirable» (1 Ped. 2: 9). Somos propiedad de Cristo, tanto por creación como por redención, y la gloria de Dios está empeñada en nuestro éxito individual.— The Youth’s Instructor, 12 de julio de 1894.

«¡Hemos llegado a ser un espectáculo para el mundo, para los ángeles y para los hombres!» (1 Cor. 4: 9). Así que, mis queridos jóvenes, tienen que ser valientes para Cristo. Cíñanse completa la armadura de Dios y que todo el mundo pueda ver que la vida de ustedes tiene sentido, pues no cejan en su fidelidad a todos los mandamientos de Dios. […] Pongan toda su influencia en favor de Cristo, y no actúen por ningún motivo del lado de Satanás.— The Youth’s Instructor, 12 de julio de 1894, adaptado.

DEVOCIONAL HIJOS E HIJAS DE DIOS

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*