Viernes 6 de julio 2018 | Devoción Matutina Adolescentes

¡Es mío!

Devoción matutina para adolescentes 2018 Un año en la Palabra Dwain Neilson Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Devoción matutina para adolescentes 2018
Un año en la Palabra
Dwain Neilson
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Proverbios 7-9

A los que me aman, les correspondo; a los que me buscan, me doy a conocer. Conmigo están las riquezas y la honra, la prosperidad y los bienes duraderos (Proverbios 8:17,18).

Hace algunos años viajé a la ciudad de Nueva York. Después de visitar algunos lugares turísticos, fui a comer al restaurante junior’s para probar su famoso cheesecake.

Después de cenar, salí un rato a respirar aire puro y me topé con Clay, que me extendió una taza para que le pusiera ahí algunas monedas. Antes de abrir mi billetera y sacar un dólar, miré alrededor para asegurarme de que no era una trampa. Un dólar era todo lo que tenía en ese momento. (Tengo el mal hábito de nunca llevar efectivo.)

El aire estaba frío, el cielo estaba nublado, y en ese momento comenzó a caer un suave chubasco. No era para salir corriendo en busca de refugio, pero si lo suficientemente molesto como para asombrarse de que alguien pudiera sobrevivir en la calle con ese clima tan miserable.

No quería darle solamente un par de monedas y seguir mi camino. Tal vez Dios había hecho que lo encontrara para que yo hiciera algo más, así que empezamos a conversar.

-¿Eres de Nueva York? -pregunté.

—¡Sí! —me contestó, alegremente—. Crecí cerca de aquí, pero me metí en problemas. Tenía un buen trabajo y no me faltaba nada. Pero me hice adicto a las apuestas.

¡En ese momento deseé que me devolviera el dólar!

—Perdí mi apartamento y todo lo que tenía, simplemente perdí mi vida apostando —continuó. Yo no estaba seguro de poder ayudarlo, pero le prometí que oraría por él. Había adquirido una adicción grave que deseaba superar, pero no podía lograrlo sin ayuda. Por lo menos fue honesto.

La historia de Clay me recuerda que tener dinero no significa nada si no tenemos sabiduría para usarlo. La sabiduría te ayuda a administrar los recursos  que Dios te da.

NO DEJES DE LEER

¿Cuál es el “temor del Señor” del que se habla en Proverbios 9:10? ¿Se supone que debamos temer a Dios? ¿Por qué es considerado como el principio de la sabiduría?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

UN AÑO EN LA PALABRA

Dwain Neilson

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*