Viernes 31 de marzo 2017 | Devoción Matutina Damas | La isla desconocida – parte 2


DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017 VIVIR EN SU AMOR Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken Lecturas Devocionales para Mujeres 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017
VIVIR EN SU AMOR
Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken
Lecturas Devocionales para Mujeres 2017

“Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí. Si me conocierais, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora lo conocéis y lo habéis visto. […] El que me ha visto a mí ha visto al Padre” (Juan 14:6,7,9).

Los discípulos no podían imaginar que el objeto de su búsqueda espiritual estaba frente a ellos, en la nave de sus vidas. Lo único que tenían que hacer era llamar a Jesús y cesarían las tormentas. No podrían saber esto de él hasta que lo experimentaran por ellos mismos, hasta que reconocieran a Jesús como el Puerto seguro y llegaran a conocerlo como ellos eran conocidos.

Su encuentro con Jesús aquella noche durante la tormenta en el Mar de Galilea, profundizó su conocimiento del Maestro y de ellos mismos. Por una parte, su pregunta llena de admiración y asombro: “¿Quién es este, que aun a los vientos y a las aguas manda, y lo obedecen?” (Luc. 8:25), no era tanto una pregunta en busca de información como una expresión atónita, en presencia de aquel a quien reconocieron como el Todopoderoso. Por otra parte, el reconocimiento de su frágil fe los llevó a dejarse arropar por la marea del miedo.

Cuando el protagonista del cuento de Saramago que mencionamos ayer pregunta a la señora de la limpieza por qué quiere embarcarse en la aventura de buscar la isla desconocida, la mujer responde que desea saber quién es ella misma. El hombre le contesta: “No nos vemos, si no salimos de nosotros mismos”.

El ejercicio de la fe es una forma de salir de nosotras mismas; de ese cerco que fue creado por los temores y las debilidades de nuestros padres y por el contexto social en el que crecimos. Se necesita fe para ir más allá de lo que nos impide reconocer la invitación de Dios a tomar el camino de la fe en Jesús.

Refiriéndose a su fe, Jesús llevó a sus amados discípulos a tierra firme, asegurándoles que su miedo no surgió de la ausencia de Dios, sino de su propia fragilidad al olvidar que Jesús estaba con ellos en su viaje hacia el Padre: ¡su destino final!

Lourdes Morales-Gudmundsson

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017

VIVIR EN SU AMOR 

Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken

Lecturas Devocionales para Mujeres 2017

 

#DevociónMatutina #Matinal #Damas #VisitaMiMuro #MatutinaDamas #MatinalDamas #MeditacionesMatinales #LecturasDevocionales #MeditacionesDiarias #Matutina #Devocional

 

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*