Viernes 27 de abril 2018  | Devoción Matutina Damas

Dios se tiene planes mejores

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2018 BENDECIDA Ardis Dick Stenbakken Lecturas Devocionales para Mujeres 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2018
BENDECIDA
Ardis Dick Stenbakken
Lecturas Devocionales para Mujeres 2018

“Clamo a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes” (Jer. 33:3).

Muchos lectores se sentirán identificados con el hecho de tener que cuidar de una persona mayor que ya no es capaz de manejar sus asuntos  financieros, suplir sus necesidades personales o tomar buenas decisiones. Tengo una amiga soltera que conozco desde hace más de cuarenta años. Ella tuvo una carrera exitosa en el ámbito de la enseñanza. Era organizadora y una persona de gran poder de decisión. Planificó para su futuro mucho antes de la edad en que la gente piensa que está envejeciendo. Vendió su casa y se mudó a un departamento, para no tener que cuidar de un jardín. Su siguiente mudanza fue a una residencia para ancianos, en la cual se proveían las comidas y otros servicios personales. Ahora ha llegado al punto en que debe mudarse a un centro de cuidados prolongados.

La mudanza a un centro de residencia asistida era la más difícil, porque era “el final del camino’’. Ella había confiado en mí para que me encargara de sus asuntos cuando fuera declarada no competente por sus médicos. Se negó dos veces a que la evaluaran para transferirla al “lugar del otro lado de la ruta”, como ella le decía. Cuando hicieron la tercera recomendación de evaluación, me llamaron, para que la convenciera de que este era el siguiente paso que debía tomar.

No ansiaba tener que explicarle por qué debía mudarse. Pensé en las cosas incongruentes que hacía ahora. La señal de demencia más reciente era que no siempre respondía el teléfono, porque no sabía qué objeto de la habitación era el teléfono.

Tengo la mala costumbre de dar “sugerencias” a Dios sobre cómo puede ayudarme a resolver problemas. El día que pensaba tener esta charla difícil con mi amiga, pedí a Dios que se asegurara de que no contestara el teléfono, para poder usar esto como una razón por la cual debía mudarse.

Lamentablemente, ella atendió el teléfono, ¡así que desarmó mi discurso! Pero Dios hizo algo todavía más grande. Sentadas juntas en su atiborrada habitación, le pedí que mirara sus pies. Se había puesto un par de medias amarillas, y había agregado una media azul sobre la amarilla en el pie izquierdo. Ambas nos reímos un rato y ella aceptó que, tal vez, debía mudarse.

No caigamos hoy en la tentación de dar sugerencias a Dios. Confía en él. Él tiene planes más grandes y maravillosos de lo que podamos imaginarnos.

EDITH FITCH

es maestra jubilada y vive en Alberta, Canadá.

Trabaja como voluntaria en los archivos del Canadian University College.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2018

BENDECIDA            

Ardis Dick Stenbakken

Lecturas Devocionales para Mujeres 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.