DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014 EN LA CIMA Por: Kay D. Rizzo

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo

«Jesús anduvo haciendo bien» (Hechos 10: 38).

Cuando cayó el último copo de nieve, el fuego de la chimenea era apenas un montoncito de brasas. La mamá de Jaime estaba en la cocina decorando masitas navideñas. Tirado mitad en el sofá y mitad fuera del sofá, Jaime, de doce años, miraba televisión. En las vacaciones navideñas, mamá y papá habían aflojado el horario de ir a la cama. Jaime estaba aburrido y pensando en ir a dormir cuando su papá entró después de haber paleado la nieve para limpiar el camino de entrada. «¿Está interesante el programa?» preguntó sacudiéndose la nieve de las botas. «No», contestó Jaime con un enorme bostezo.

« ¿Quieres hacer algo divertido conmigo, algo que vas a recordar dentro de diez años?» Jaime se enderezó. «¿A esta hora?», preguntó. Su papá acostumbraba estar en la cama a esa hora. «Sí, a esta hora». «De acuerdo», dijo Jaime, y se puso de pie de un salto.

—Vamos a palear la nieve del frente de la casa de los Sorenson —propuso papá.

—¿Palear nieve? —se quejó Jaime. Ni siquiera le gustaba el viejo y gruñón Sorenson, ni su malhumorada mujer.

—Vamos —insistió el papá—. Vas a estar contento de haberlo hecho. A regañadientes, Jaime se puso el abrigo y las botas y salió detrás del papá.

A los pocos minutos ya habían sacado la nieve de la vereda y la entrada sin que los Sorenson siquiera descubrieran quién lo había hecho. Años más tarde, cada vez que Jaime y su esposa y sus hijos visitaban a sus padres por Navidad, él y su papá recordaban la vez en que habían ido a palear nieve a medianoche, un buen recuerdo que mantuvieron durante toda la vida.

Cada vez que salgamos de nuestra rutina para hacerle bien a alguien, tendremos una bendición mucho mayor. La verdadera felicidad siempre proviene de ayudar a otros. Primero nos sentimos bien por la acción y después al recordarla.

Pero lo más importante es que, si hacemos algo bueno por otra persona, estamos viviendo de la forma en que Jesús vivió cuando estuvo aquí en la tierra. A donde iba, ayudaba a los demás y hacía el bien. Jesús es el mejor ejemplo a seguir.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014

EN LA CIMA

Por: Kay D. Rizzo

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*