Viernes 18 de noviembre 2016 | Devoción Matutina para Menores 2016 | Demasiado bueno para ser cierto


Más a ellos les parecían locura las palabras de ellas, y no las creían. Lucas 24:11.

Mientras María iba corriendo a contar a Pedro y a Juan sobre la tumba vacía, las otras mujeres llegaron al sepulcro. Se habían estado preguntando quién les removería la piedra. Cuando llegaron al sitio, se dieron cuenta de que aquel problema había sido resuelto. Pero, cuando curiosearon adentro de la tumba aparecieron otras preguntas. ¿Dónde estaba el cuerpo de Jesús? ¡Estaban desconcertadas!
“Mientras se demoraban en el lugar, vieron de repente que no estaban solas. Un joven vestido de ropas resplandecientes estaba sentado al lado de la tumba. Era el ángel que había apartado la piedra” (El Deseado de todas las gentes, p. 732).
Gabriel no quiso asustar a las mujeres, por lo que se disfrazó como un hombre; pero todavía había una luz de gloria celestial brillando a su alrededor, que sorprendió a las mujeres. Comenzaron a huir, pero él las llamó.
“No tengan miedo. Sé que están buscando a Jesús, quien fue crucificado. No está aquí, ha resucitado. Vengan, y miren donde el Señor yacía. Y vayan rápidamente y cuéntenles a sus discípulos, y a Pedro, que ha resucitado”.
Los discípulos todavía estaban devastados por la muerte de Jesús; sus esperanzas se habían derrumbado. Pero especialmente Pedro se sentía amargamente triste. Su cobarde negación del jueves a la noche lo perseguía cruelmente. ¡Había negado a su Señor tres veces! Dios sabía que necesitaba de ánimo, y misericordiosamente instruyó al mensajero celestial para que lo mencionara por su nombre.
Ya no había necesidad alguna de todas las especias que estas mujeres habían traído. ¡Jesús estaba vivo!
Ahora, los eventos estaban sucediendo rápidamente. Mientras las mujeres corrieron a contar las buenas noticias, María regresó con Pedro y Juan a la tumba vacía. Luego, mientras María corría de regreso para contar a los demás discípulos, Jesús fue rápido al cielo, para consultar con su Padre.
Jesús no se estaba yendo por mucho tiempo. De pronto regresó del cielo, y apareció a las mujeres. “¡Alégrense!”, les dijo. Y entonces les permitió que abrazaran sus pies y lo adoraran.
Los discípulos estaban en un punto tan bajo de su fe que, simplemente, no podían creer en lo que estaban escuchando aquella mañana de parte de las mujeres; sonaba como una historia inventada. La idea de que Jesús había salido del sepulcro era inimaginable para ellos. Estaban sombríos, cuando deberían haber estado felices.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2016
¡GENIAL!
Dios tiene un plan para ti
Por: Jan S. Doward
Lecturas devocionales para niños 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*