Viernes 18 de mayo 2018 | Lecturas devocionales para Menores | Demonios aulladores

El Señor tiene reservado un hombre fuerte, poderoso como tormenta de granizo, como tempestad destructora, como lluvia torrencial, como terrible inundación. Isaías 28:2.

Como sabes, las fuerzas de la naturaleza como el viento, el fuego y el agua, pueden ser muy destructivas. Ese no era el plan original de Dios, pero como hemos visto antes, el pecado cambió nuestro mundo.
El Señor no creó este mundo para que fuera dañado o destruido, pero ese es el resultado del pecado. Cuando pasa una tormenta, especialmente eléctrica, que puede provocar fuerte lluvia, viento y granizo, en ciertos lugares hay peligro de tornado. Los tornados pueden formarse durante las primeras etapas de las tormentas eléctricas. Es un proceso complicado, pero sucede cuando una masa de aire húmedo y tibio se topa con una de aire seco y frío.
El embudo de un tornado es una parte de la masa nubosa que se extiende y puede llegar a tocar el suelo. La velocidad del aire que gira dentro del embudo puede ser la de un jet, y el embudo mismo, al recorrer el suelo, puede ir tan veloz como un automóvil.
Un tornado actúa como una aspiradora gigantesca. Inhala el aire a medida que avanza, así que, cuando golpea una casa o edificio succiona el aire, y la estructura se derrumba con la fuerza de una explosión. Por eso causa tanto daño. Estar en un tornado es terrible. Una zona en el medio oeste de Estados Unidos se llama “corredor de tornados”. Tal vez hayas visto un embudo de nubes, o has estado cerca de un tornado, o en alguno. Sabes de qué hablo. ¡Es una experiencia escalofriante!
Pronto Dios enviará a Jesús de vuelta a esta Tierra. Cuando llegue, la Tierra como la conocemos hoy quedará destruida. Ningún ser humano vivirá aquí después de esa experiencia, hasta que Jesús la haya renovado. ¿Quieres estar en el grupo de los que escaparán a la destrucción y vivirán para siempre en la Tierra Nueva?
Pide hoy a Dios que te ayude a estar en el grupo de Jesús que vivirá eternamente en el cielo.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018
LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS:
Hechos no muy conocidos de la creación de Dios
Charles C. Case
Lecturas Devocionales para niños 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*