Viernes 10 de noviembre 2017 | Devoción Matutina para Jóvenes | ¡Llegó al Polo Sur!

“Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; enséñame tus sendas” (Salmo 25:4).

Cuando el 10 de noviembre de 1908 Roald Amundsen hizo públicos sus planes de Ir al Polo Sur en una reunión de la Sociedad Geográfica Noruega, el proyecto fue recibido con entusiasmo. Al día siguiente, el rey Haakon abrió una lista de patrocinadores, con un regalo de 20 mil coronas noruegas. El 6 de febrero de 1909, el Parlamento Noruego aprobaba una subvención de 75 mil coronas para reparar el barco -llamado “Fram”, que en noruego significa “Adelante”-, con el que se llevaría a cabo la expedición.
Luego de ardua planificación, preparación, estudio, reclutamiento de la tripulación, acopio de suministros y demás detalles del viaje, partieron rumbo al helado destino. Las dificultades siempre estuvieron a la orden del día, pero tanto trabajo y preparación valieron la pena: Amundsen, junto con cuatro de los miembros que integraron la expedición, llegó al Polo Sur el 14 de diciembre de 1911. Dos días más tarde, plantaron la bandera de Noruega en el lugar. Y regresaron sanos y salvos.
¿Adonde quieres llegar tú? ¿Cuáles son tus objetivos y metas? ¿Qué estás haciendo para alcanzarlos?
Para ayudarte en eso, recuerda algunos puntos:
t Debes tener paciencia; y la suerte no existe. Como vimos, Amundsen no llegó al Polo Sur de un día para el otro.
2. La preparación es esencial. Nadie obtiene algo verdaderamente significativo y trascendente sin haber estudiado, ensayado, analizado, consultado… Nadie llega a su meta por casualidad.
3. La perseverancia es clave. “Si encuentras un camino sin obstáculos, desconfía: probablemente no te lleve a ninguna parte”, dice un refrán. Y es así. Las dificultades también forman parte del camino de ascenso.
4. Consulta a Dios, por medio de la oración y del estudio de la Biblia. Él quiere mostrarte sus caminos y su voluntad para tu vida. Sigue este sabio consejo: “Encomienda a Jehová tus obras, y tus pensamientos serán afirmados” (Prov. 16:3). Hoy puede ser un día histórico. Decide ir tras tus sueños revisando los cuatro puntos anteriores. Tal vez no descubras el Polo Sur, pero ¡sin duda dejarás “helados” a muchos por tus grandes logros!
“Cada mañana conságrate a Dios por ese día. Somete todos tus planes a él, para realizarlos o abandonarlos según te lo indicare su Providencia. Así, día tras día, debes poner tu vida en las manos de Dios, y así tu vida será moldeada cada vez más a semejanza de la vida de Cristo” (Elena de White, El camino a Cristo, p. 60). PA

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2017
UN DÍA HISTÓRICO
Pablo Ale – Marcos Blanco
Lecturas devocionales para Jóvenes 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*