Viernes 1 de junio 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | Escuchen esto

Job 34-36

Ustedes los sabios, escuchen mis palabras; ustedes los instruidos, préstenme atención (Job 34:2).

Eliú se había hartado de escuchar las opiniones de los “canosos” sobre lo que le pasaba a Job. Cuando ellos callaron, Eliú empezó a hablar, y no fue tímido. Quizás Eliú temía que, una vez que se detuviera, nunca volvería a tener otra oportunidad de hablar. Así como lo que sucede en algunas iglesias cuando se les pide a los jóvenes ingresar a la junta de ancianos. El joven seleccionado apenas tiene —como mucho— una oportunidad de opinar sobre los asuntos de la iglesia. Con eso, los adultos se dan a sí mismos palmaditas en la espalda por incluir a los muchachos en la obra de la iglesia. ¡Sí, claro! Si Eliú hubiera estado en una de esas iglesias, nunca habría participado en la “fiesta grande”.
Eliú había escuchado cuidadosamente cómo Elifaz, Bildad y Zofar argumentaban que los sufrimientos de Job eran resultado de sus pecados. Si bien ellos no presentaron alguna prueba, sí atiborraron la cabeza de Job con sus infundadas acusaciones. Entonces Eliú prestó mucha atención a la defensa de Job. Lo escuchó declarar todas sus buenas obras, y cómo estaba seguro de que nada había hecho para ofender a Dios. Eliú había escuchado decir a Job que estaba listo: “Estampo aquí mi firma; que me responda el Todopoderoso” (Job 31:35). Probablemente a Eliú Lo ofendió especialmente el hecho de que Job exigiera una respuesta a Dios.
“Escúchenme, hombres entendidos: ¡Es inconcebible que Dios haga lo malo —empezó Eliú—, que el Todopoderoso cometa injusticias! […] ¡Ni pensar que Dios cometa injusticias! ¡El Todopoderoso no pervierte el derecho!” (|ob 34:10-12). Eliú decía: “Job, una cosa es pretender que eres inocente de todo pecado, ¿pero acusar a Dios de hacerte impuro? ¡Eso es el colmo!”
Eliú no se detuvo. Añadió: “A los que sufren, Dios los libra mediante el sufrimiento; en su aflicción, los consuela. Dios te libra de las fauces de la angustia, te lleva a un lugar amplio y espacioso” Job 36:15,16). Probablemente a Job, en medio de todo su dolor, le resultó difícil hacerse esa imagen, pero Eliú quería decir, si bien con algo de severidad, que Dios es justo y, con el tiempo, hace que todo salga bien. No le hablaba solamente a Job.

NO DEJES DE LEER
¿Adviertes la poesía en la descripción que hizo Eliú del poder creativo de Dios (Job 36:22-33)?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
UN AÑO EN LA PALABRA
Dwain Neilson
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.