Viernes 1 de diciembre 2017 | Devoción Matutina Adolescentes

¿Orando todo el Día?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017 FUSIÓN Melissa y Greg Howell Un punto de encuentro entre tú y Dios Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

“Oren en todo momento” (1 Tesalonicenses 5: 17).

Cuando “el hombre del sexo”, como lo llamamos, vino a nuestra escuela con sus diapositivas y presentaciones, trató de vendernos la idea de que no podemos controlar nuestros pensamientos. Yo no le creí hasta que cantó tres veces una canción y luego nos dijo que no la cantáramos ni pensáramos en ella el resto del día. ¡Fue Imposible! No pude sacármela de la cabeza en toda la semana, por más que lo intentara. Todos los alumnos de la escuela estuvimos cantándola varios días. Esto demuestra que todo lo que pongamos en nuestra mente permanecerá en ella bastante tiempo. “El hombre del sexo” estaba tratando de llamar nuestra atención sobre este hecho. Básicamente, nos dijo que lo que introducimos en la mente -ya sean imágenes que vemos en las películas o en Internet, o cualquier otra cosa a la que le demos cabida por un período prolongado de tiempo- no lo olvidamos fácilmente. Por ejemplo, cuando discutimos con alguien, luego repasamos en nuestra mente lo sucedido una y otra vez, lo cual hace que nos dure más tiempo el enojo. O cuando estás enamorado; una vez que comienzas a pensar en esa persona, no puedes dejar de hacerlo. El hombre estaba en lo correcto: lo que permites entrar en tu mente se queda en tu mente.

Por suerte para nosotros, este principio se aplica también a las cosas buenas. En lo que concierne a nuestra relación con Dios, cuanto más tiempo pasemos con él, más tiempo pensaremos en él. Yo acostumbraba a leer el versículo de hoy “Oren en todo momento”, pensando que eso era imposible. “¿Es posible que alguien pueda permanecer orando todo el día?”, me preguntaba yo. Tenemos que comer, hablar y pensar en otras cosas también, ¿no? Sin embargo, al seguir reflexionando sobre este ideal de Pablo, llegué a la conclusión de que estaba hablando de una actitud mental. Es posible tener nuestra mente fija en Dios todo el día. A pesar de que pasemos tiempo haciendo otras cosas, nuestra mente regresará a pensar en Dios, así como sucede cuando una canción se nos mete en la cabeza. Si pasas tiempo con Dios, tus pensamientos regresarán a él con frecuencia. Así es posible pasar el dia conversando con él.

Proponte pasar tiempo con Dios -en la mañana, en la tarde o en la noche, en el momento que elijas- y pronto verás que estás conversando con él constantemente, orando en todo momento.

MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017

FUSIÓN

Melissa y Greg Howell

Un punto de encuentro entre tú y Dios

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*