Sábado 9 de diciembre 2017 | Devoción Matutina Menores

Diego, el flautista

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2017 ¡SALTA! Patricia Navarro Lecturas Devocionales para niños 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2017
¡SALTA!
Patricia Navarro
Lecturas Devocionales para niños 2017

“Jefté les contestó: ‘¿Pues no me odiaban ustedes, y hasta me obligaron a irme de la casa de mi padre? ¿Por qué vienen a buscarme ahora?’” (Juec. 11:7).

Diego era un flautista muy peculiar. No es que tuviera talento para tocar la flauta; era, simplemente, que no sabía qué hacer con su vida. Por eso mataba el tiempo sacando a la flauta notas que ni existían en el pentagrama. Pero, déjame ir un poco más atrás, para explicarte quién era Diego.

Cuando yo tenía tu edad, Diego era mi vecino. De eso hace ya mucho tiempo. Todos pensábamos que nunca llegaría a nada en la vida. Si lo hubieses visto… Tenía el pelo largo, llevaba ropa de pordiosero, fumaba todo el día; era un vago consumado, un completo desastre. Por si eso fuera poco, se pasaba el día tocando la flauta. En mi casa, no podíamos hacer nada sin su musiquita de fondo; nuestra vida tenía una banda sonora de fondo… ¡insoportable! Varias veces, mi madre y mi tía fueron a hablar con la mamá de Diego, a pedirle primero; a rogarle después; a suplicarle por último, que silenciaran un poco aquel instrumento. Pero ni caso. La mamá de Diego les decía: “No pienso decirle que deje de tocar, porque mientras está tocando está tranquilo, y no se va a la calle a buscarse problemas”.

Un día, Diego y su familia se mudaron, y nuestros oídos por fin descansaron en paz. Con su ¡da, llegó la tranquilidad. Siempre pensamos que, de grande, Diego sería un fracasado. Pero nos llevamos una gran sorpresa. Estudió periodismo, y se ha hecho famoso. Ahora, mi tía quiere ponerlo de novio con una de sus sobrinas, porque lo considera un buen partido. ¿Qué te parece cómo han cambiado las cosas? A Diego le sucedió algo similar a Jefté. Al pobre Jefté lo echaron de su casa, andaba con una banda de desalmados haciendo correrías (Juec. 11:2, 3), todo el mundo creía que nunca llegaría a nada en la vida, hasta que le pidieron en Israel que fuera su jefe para ir a la guerra contra los amonitas. Él, con humildad, aceptó.

Uno nunca sabe cuántas vueltas dará la vida. Alguien a quien hoy no valoras puede llegar muy alto, si se empeña y cuenta con la bendición de Dios. Por eso es tan importante no juzgar a nadie, y tener metas propias elevadas.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2017

¡SALTA!

Patricia Navarro

Lecturas Devocionales para niños 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.