Sábado 8 de abril 2017 | Devoción Matutina Adolescentes | Espera lo inesperado


DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017 FUSIÓN Melissa y Greg Howell Un punto de encuentro entre tú y Dios Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

“En una de las correrías de los sirios contra los israelitas, una muchachita fue hecha cautiva, y se quedó al servicio de la mujer de Naamán. Esta muchachita dijo a su ama: ‘Sí mi amo fuera a ver al profeta que está en Samaría, quedaría curado de su lepra'” (2 Reyes 5:2,3).

 

No se me ocurre una ocasión en la que subestimé más a otra persona que el día en que un compañero coreano me “salvó la vida”. Era uno de esos días en los que todo iba bien pero, cuando llegué al aula y me senté en mi pupitre, comencé a mirar alrededor y me turbé. Todo el mundo tenía la nariz pegada al libro y eso, en sí, ya era bastante raro. Ninguna reyerta, ningún alboroto… Entonces, caí en la cuenta; agarré por el cuello a mi compañero y le grité en la cara: “¿¡Es hoy el examen final!?” Así era.

Yo no había estudiado nada de nada. El maestro dijo que haríamos el examen en grupos, pero eso no me ayudó a sentirme mejor porque mi grupo consistía en un tipo que se pasaba las clases durmiendo, un coreano que apenas hablaba mi idioma y otro muchacho que, al igual que yo, seguramente no había estudiado nada. Cuando empezamos a leer las preguntas, el coreano dijo: “Dejalme vel, pol favol”, y agarró el papel. Ante nuestro asombro, comenzó a escribir las respuestas y, luego, nos devolvió el papel diciendo: “Yo no sabel escribil pero sabel esas son lespuestas”. Resulta que el coreano se había memorizado las preguntas que el maestro había dado, de manera que podía reconocerlas y escribir las respuestas aunque no las entendiera. Resultado final: obtuvimos la mayor puntuación de la clase. Y todo gracias a un coreano que ni siquiera hablaba bien mi idioma, pero que se había pasado horas memorizando la materia.

A veces, la que más te ayuda es la gente de quien menos te lo esperas. ¿Te has dado cuenta de que la piel de Naamán se curó gracias a una sirvienta? Y cuando digo sirvienta, quiero decir esclava. Ella era una niña hebrea que había sido capturada y separada de su familia por el capitán Naamán y sus soldados. La última persona que uno esperaría que ayudara al capitán sería de esa niña. Pero resulta que ella tuvo compasión de él y le dijo que, si iba a visitar al profeta que había en su tierra, sería curado de la lepra.

Nunca pienses de nadie que es insignificante, porque no sabes si, tal vez, Dios utilizará a esa persona para algún propósito grande. Y eso también sirve para ti: no importa que no te sientas gran cosa, ten la mente siempre abierta, prepárate para esperar lo inesperado. Dios tiene algo especial reservado para ti. GH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017

FUSIÓN                   

Melissa y Greg Howell

Un punto de encuentro entre tú y Dios

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

http://devocionmatutina.com

========================

En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online

Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*