Sábado 4 de marzo 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes 2017 | Gedeón: el resto de la historia


DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017 FUSIÓN Melissa y Greg Howell Un punto de encuentro entre tú y Dios Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

“Con ese oro Gedeón hizo un efod, que puso en Ofrá, su ciudad, y todo Israel le fue infiel al Señor por causa del efod, el cual se volvió una trampa” (Jueces 8:27).

Todo el país quería que fuera el rey. ¿Por qué se negó? Gedeón, de quien hablábamos ayer, fue un héroe de Israel. No solo fue un buen hombre, un creyente fiel y un héroe de guerra, sino que además tenía debilidad por las tácticas de batalla Innovadoras. Dios lo utilizó con un ejército de solo trescientos hombres y nada más que trompetas y antorchas para derrotar a miles. Seguramente has oído esta historia, pero nunca se habla de lo que sucedió después. Tras regresar de la batalla, Gedeón fue presentado ante los israelitas, que gritaron: “Ya que tú nos has librado del poder de los madianitas, queremos que tú y tus descendientes nos gobiernen” (Juec. 8:22). Sin embargo, Gedeón les contestó: “Ni yo ni mi hijo los gobernaremos a ustedes. El Señor será quien los gobierne” (vers. 23). Gedeón entendía que Dios deseaba ser el rey y gobernar con justicia. No quiso ser rey porque ese puesto le pertenece a Dios.

Lamentablemente, Gedeón sí deseaba convertirse en otra cosa: sumo sacerdote. Rechazó el trono, pero buscó el segundo mejor puesto en Israel. Pidió que le trajeran los anillos de oro que habían robado a los madianitas y elaboró con ellos un efod. Un efod era una túnica especial de oro que solo utilizaba el sumo sacerdote cuando se presentaba ante Dios durante los servicios en el Tabernáculo. Gedeón tomó aquel efod de oro, lo llevó a su ciudad natal (donde era un héroe) y, en lugar de utilizarlo en los servicios del Tabernáculo, lo convirtió en una especie de ídolo, pues la gente acudía hasta donde él lo expuso para adorarlo.

Si analizamos la historia vemos que Gedeón rescató a su pueblo del opresor para colocarlo bajo un nuevo yugo: la idolatría. Simplemente cambió un enemigo por otro. Gedeón tuvo éxito mientras siguió a Dios, pero después tomó su propio rumbo y acabó con lo que había logrado. No te limites a seguir los planes de Dios a medias. ¡Síguele con todo! Especialmente cuando has saboreado el éxito. Lo más seguro es que sea entonces cuando más fácil te resulte seguir tu propio camino. Decide hoy seguir el plan de Dios para tu vida sin vacilar.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017

FUSIÓN                   

Melissa y Greg Howell

Un punto de encuentro entre tú y Dios

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

http://devocionmatutina.com

========================

En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online

Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*