Sábado 26 de mayo 2018 | Devoción Matutina Adolescentes

Yo te animaría

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018 UNA AÑO EN LA PALABRA Dwain Neilson Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
UNA AÑO EN LA PALABRA
Dwain Neilson
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Job 16-18

¡También yo podría hablar del mismo modo si estuvieran ustedes en mi lugar! ¡También yo pronunciaría bellos discursos en su contra, meneando con sarcasmo la cabeza! ¡Les infundiría nuevos bríos con la boca¡ les daría consuelo con los labios! (Job 16:4,5).

Edward Steichen, famoso fotógrafo, pintor y curador de galerías de arte y museos, murió en 1973, pero el mundo por poco se perdió la oportunidad de ver sus grandes dones y talentos. La revista Bits & Reces, que publicaba historias motivadoras, incluyó lo siguiente en su edición del 4 de febrero de 1993.

Edward Steichen, que llegó a ser uno de los más renombrados fotógrafos del mundo, casi se dio por vencido el día que tomó sus primeras fotografías. A los dieciséis años, el joven Steichen compró una cámara y tomó 50 fotos. Solo una salió bien, un retrato de su hermana en el piano.

Al padre de Edward le pareció mediocre. Pero su madre insistió en que esa fotografía de su hermana era tan hermosa que compensaba 49 fracasos. Sus palabras convencieron al muchacho de conservar su nuevo pasatiempo. Edward practicó el arte de la fotografía durante el resto de su vida, pero por poco lo abandona.

Antes de que hubiera cámaras digitales, los rollos de fotografía se debían revelaren un cuarto oscuro. No era un proceso que un novato pudiera realizar muy fácilmente, pero el joven Edward Steichen lo intentó. Cuarenta y nueve de sus fotos salieron mal. Su padre se concentró en las 49 malas, pero su madre se concentró en la que había salido bien, y ella lo animó a causa de esa foto. El mundo casi se quedó sin un gran artista porque un padre no pudo ver más allá del fracaso de su hijo.

Como el padre de Steichen, los amigos de Job no pudieron ver más allá de sus supuestas “fallas”. No pudieron señalar algún pecado que hubiera cometido, pero eso no impidió que lo acusaran. Elifaz lo llamó mentiroso: “Tu propia boca te condena, no la mía; tus propios labios atestiguan contra ti” (Job 15:6). Job respondió diciéndole que “es fácil para ti quedarte ahíy arrojarme bombas mientras yo estoy todo mal. Si los papeles se invirtieran, yo no te haría lo mismo. ¡Yo te animaría!” ¡Qué asombroso testimonio!

NO DEJES DE LEER

Lee Job 17:10-16. ¿Cómo puede tu falta de ánimo lastimar a tus amigos?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

UNA AÑO EN LA PALABRA

Dwain Neilson

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.