Sábado 20 de enero 2018 | Devoción Matutina para Adultos | Oración de arrepentimiento – 1

Entonces el pueblo vino a Moisés y dijo: Hemos pecado por haber hablado contra Jehová, y contra ti; ruega a Jehová que quite de nosotros estas serpientes. Y Moisés oró por el pueblo. Números 21:7.

Siempre recuerdo a don Roberto Cuneo, un anciano inmigrante italiano que vivía frente a mi casa. De niño, yo pasaba horas en la vereda de la calle escuchando sus aventuras de marino; no sé si las inventaba, pero para mí daba igual. Hablaba cinco idiomas, y me enseñaba a presumir: cuando hablaba inglés, me decía: “Solo tú di allright. Van a creer que sabes mucho inglés”. Yo lo admiraba.
Una tarde, le pregunté si creía en Dios. Me miró y se quedó pensando. No me respondió, pero balbuceó un pensamiento, que aparentemente no tenía nada que ver con mi pregunta: “La gente se arrepiente no tanto por el mal que hizo como por el temor a las consecuencias”. Don Roberto dudaba de Dios, porque no había visto arrepentimiento en los hombres.
Algo de razón tenía don Roberto. Me pregunto si los hebreos no temían más a las serpientes que a sus pecados. Muchos nos entristecemos por haber pecado, y aun cambiamos exteriormente, porque les tememos a “las serpientes”, a las consecuencias de nuestras acciones. Pero esto no es arrepentimiento, sino remordimiento.
El verdadero arrepentimiento es muy escaso. También lo es la fe. No porque Dios no quiera darla en abundancia, sino porque somos muy “testarudos” con nuestros pecados. ¡Preciosa fe que cambia la manera de mirarnos (ver Mar. 1:15)!
¿Para qué sirve el arrepentimiento, si no puede borrar lo que ocurrió? Sí, no borra el pasado, pero transforma el corazón. No hay pecado tan grande que no se borre con genuino arrepentimiento (Mat. 9:13). Lo que no puede el amor, ¡nada lo puede!
Este don es el fruto del Espíritu Santo en tu corazón. Es la operación de Dios en tu interior antes de que tus labios eleven una oración de pena por ti mismo. Es la mejor medicina para tu alma.
No necesitas arrepentirte para ir a Cristo, al contrario: “La Biblia no enseña que el pecador deba arrepentirse antes de poder aceptar la invitación de Cristo: ‘¡Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados!’ (Mat. 11:28). La virtud que viene de Cristo es la que guía a un arrepentimiento genuino” (CC 24).
Oración: Jesús, te entrego mi corazón.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
LAS ORACIONES MÁS PODEROSAS DE LA BIBLIA
Ricardo Bentancur
Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

3 Comments

  • Santos Jurado 3 meses ago

    Como hago para continuar leyendo todos los dias sin tener que regresar a google y volver a buscar el proceso todos los dias.