Sábado 15 de diciembre 2018 | Devoción Matutina Damas 

Porque lo pedí

Devoción matutina para damas 2018 Bendecida Ardis Dick Stenbakken Lecturas Devocionales para Mujeres 2018MATUTINA PARA DAMAS 2018 BENDECIDA Ardis Dick Stenbakken Lecturas Devocionales para Mujeres 2018

Devoción matutina para damas 2018
Bendecida
Ardis Dick Stenbakken
Lecturas Devocionales para Mujeres 2018

“Si ustedes creen, recibirán todo lo que pidan en oración (Mat. 21:22).

Casi por accidente descubrí que Christian Edition (CE), un dedicado coro masculino con base en California, estaría en mi ciudad el viernes de noche. Fui temprano a la iglesia donde cantarían. Ellos son uno de mis grupos musicales preferidos, y quería asegurarme de encontrar un buen asiento, donde pudiera verlos y escucharlos. Elegí un asiento al lado del pasillo en la segunda fila y me recliné para esperar el comienzo del programa. Mientras cantaban, una pacífica tranquilidad me cubrió. Su música calma y relajante me llenó de asombro y reverencia, y me regocijé mientras cantaban alabanzas a nuestro Señor en el cielo. Un rato después, los miembros del coro se retiraron a una habitación adyacente, para tener un corto receso mientras se recolectaba una ofrenda. El Sr. Calvin Knipschild, fundador y director del grupo, se sentó en la fila delante de mí.

Me incliné hacia adelante, le toqué el hombro y pregunté con ansias:

—¿Van a cantar”Doystor” [Estrella diurna] esta noche?

-No está en los planes —fue su rápida respuesta.

—¿Hay alguna posibilidad de que cambie de idea?

Él se rio por lo bajo. El coro estaba volviendo al auditorio, cantando mientras caminaban. El Sr. Knipschild estaba frente a ellos cuando terminaron su canción. Luego, tocó suavemente una tecla del piano, dijo algo al acompañante, se volvió al coro y les habló suavemente. Miré y escuché al pianista comenzar a tocar, y el solista dio un paso al frente y comenzó a cantar: “Lirio de los valles, que tu dulce aroma llene mi vida…” ¡“Daystar”! El grupo había cantado la canción por tantos años que la habían dejado de lado, para dar lugar a música más moderna. Pero ¡ahora la estaban cantando! Para mí, sonaba como debe sonar un coro de ángeles en el cielo. Una tranquila paz cayó sobre mí, mientras disfrutaba de los sonidos melodiosos; mentalmente, me volví a comprometer con el Lirio de los Valles a continuar siendo su testigo, como sugería la canción.

El coro acababa de cantar una de mis canciones preferidas, y la habían cantado por mí, simplemente porque lo pedí. Esto comenzó una cadena de pensamientos. Si aquí, en la tierra, siendo tan imperfectos, estamos dispuestos a darnos cosas buenas unos a otros, cuánto más dispuesto está nuestro Padre celestial a darnos cosas buenas; pero tenemos que pedirlas (ver Mat. 7:11).

 

BARBARA HORST REINHOLTZ

es una anciana felizmente jubilada que disfruta del lujo de pasar tiempo de calidad con su esposo en Michigan, EE. UU.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2018

BENDECIDA

Ardis Dick Stenbakken

Lecturas Devocionales para Mujeres 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*