Sábado 13 de enero 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | Necia ovejita

«Ustedes son mis ovejas, las ovejas de mi prado. Yo soy su Dios. Yo, el Señor, lo afirmo» (Ezequiel 34:31).

La Biblia nos describe en repetidas ocasiones como ovejas, y a Dios como nuestro pastor. Dado que para el Señor efectivamente somos sus ovejitas, estaría bien que supiéramos cómo son estos animales. Echa un vistazo a algunas de sus características:
• Las ovejas son necias. En lo que al cociente intelectual se refiere, definitivamente están por debajo de la media de los animales, y tampoco tienen demasiado sentido común. Con certeza, les falta mucho que saber tanto de la escuela de los libros como de la escuela de la vida.
• Las ovejas son exigentes. Si alguien no las alimenta, y rápido, empiezan a balar, que es su manera de lloriquear. Quieren su comida, y la quieren ¡ya!
• Las ovejas son testarudas. Intentar mover a una vieja oveja obstinada es como intentar empujar a un hipopótamo. Se moverán cuando les dé la gana a ellas.
• Las ovejas se pierden con facilidad. Les vendría bien llevar un GPS colgado del cuello. Se salen del camino y vagan por donde no deben.
• Las ovejas son muy dependientes. Muchos animales pueden apañárselas solos, sin supervisión ni ayuda; pero las ovejas son dependientes y requieren la ayuda de un pastor.
Si lo pienso bien, tengo que admitir que soy como una oveja, pero el Señor sabe que tengo esas características y me ayuda en mis debilidades. Isaías 53: 6 dice: «Todos nosotros nos perdimos como ovejas, siguiendo cada uno su propio camino, pero el Señor cargó sobre él la maldad de todos nosotros».
El salmista dijo: «Me he extraviado como una oveja» (Salmo 119: 176) y «¡Somos pueblo suyo y ovejas de su prado!» (Salmo 100: 3). Como hizo David, debemos admitir que somos ovejas necias que necesitan un Pastor.
Ponlo en práctica: Anota algunos aspectos de tu vida en los cuales necesitas ayuda o guía, y ora por lo que has escrito en la lista, pidiendo a Dios que sea tu pastor.
Ponlo en oración: Lee el Salmo 23. Entre cada versículo, detente y ora por lo que el pasaje te trae a la mente.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.