Sábado 12 de mayo 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | El precio de la adoración

Esdras 4-6

A pesar del miedo que tenían de los pueblos vecinos, colocaron el altar en su mismo sitio.
Y todos los días, por la mañana y por la tarde, ofrecían holocaustos al Señor (Esdras 3:3).

Servir a Dios siempre nos cuesta. El pastor Richard Wurmbrand y su esposa, Sabina, lo experimentaron de primera mano en Rumania.
El pastor Wurmbrand tuvo la desgracia (o fortuna) de dirigir un grupo de creyentes en Rumania cuando los comunistas tomaron la nación en 1945, al terminar la Segunda Guerra Mundial. Los líderes comunistas intentaron dominar las iglesias y usarlas para controlar a la gente. El pastor Wurmbrand se opuso con todas las fuerzas que pudo reunir.
Wurmbrand organizó un movimiento clandestino de creyentes que adoraron fielmente, hasta que, por sus actividades, fue arrestado en 1948. Durante los siguientes catorce años, Wurmbrand fue víctima de torturas brutales. Pasó sus primeros tres años en confinamiento solitario, sin ver a alguien más que a sus captores. Ciertos miembros de la policía secreta comunista disfrazados de exprisioneros, dijeron a su esposa que el pastor había muerto y habían asistido a su entierro. Ella no les creyó. Sabina escuchó una voz suave en lo profundo de su interior diciéndole que su esposo no estaba muerto.
En 1964, Richard Wurmbrand fue liberado con muchos otros prisioneros durante una amnistía nacional, pero varios temieron que lo arrestaran otra vez para matarlo. Los cristianos de Noruega negociaron con los comunistas su liberación de Rumania, y lo consiguieron después de pagar 10.000 dólares. El precio de salida para un prisionero en ese entonces era de 1.900 dólares.
Wurmbrand viajó después a los Estados Unidos para testificar de su encarcelamiento. Ante el Subcomité de Seguridad Interna del Senado, el pastor se desvistió hasta la cintura y mostró 18 profundas heridas de las torturas. El recinto quedó en silencio, en presencia de ese hombre al que habían torturado por su fe y, no obstante, continuó confiando en Dios.
Tan pronto como los israelitas volvieron a su tierra para adorar a Dios, feroces enemigos planearon su destrucción. Pero, como dice la lectura bíblica de hoy, los israelitas continuaron adorando a Dios.

NO DEJES DE LEER
¿Cuáles profetas ayudaron a los exiliados a permanecer firmes? (Esd. 5:1). Recuérdalos. Después tos conoceremos. Hoy, alienta a alguien a permanecer firme en Dios.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
UNA AÑO EN LA PALABRA
Dwain Neilson
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*