Sábado 11 de agosto 2018 | Devoción Matutina para Menores | Laboratorio de neurología tentacular

Tengan unos con otros la manera de pensar propia de quien está unido a Cristo Jesús, Filipenses 2: 5.

A principios de junio, cuando el sol comienza a ponerse sobre las aguas costeras de Cabo Cod, Estados Unidos, un grupo de calamares del Atlántico llegan desde lejos al borde de la plataforma continental. Estos calamares miden de 30 a 45 centímetros de longitud y nadan como dardos. Literalmente hay toneladas de estas criaturas.

Al mismo tiempo, un grupo de 50 científicos en promedio también llega a Cabo Cod, para continuar su estudio de este calamar. Mediante sus investigaciones, los científicos han descubierto que tiene un sistema nervioso central parecido al de animales y humanos de orden superior. Las fibras nerviosas de este calamar son mayores que las de cualquier otra criatura, incluidos los humanos, y por tanto, es fácil disecarlo y estudiarlo. Así que los investigadores, al estudiar estas células nerviosas bajo poderosos microscopios electrónicos en las instalaciones del Laboratorio Biológico Marino de Woods Hole, buscan encontrar respuestas a problemas nerviosos graves que tenemos las personas.

Mucha gente padece dos de las grandes enfermedades del sistema nervioso central: la de Alzheimer y la de Lou Gehrig. El Alzheimer causa senilidad progresiva; sus víctimas olvidan, se desorientan y finalmente pierden la cordura. La enfermedad de Lou Gehrig consiste en el deterioro de las células nerviosas motoras que sirven a los músculos principales del cuerpo. Las víctimas pierden el control de sus músculos, usualmente desde los pies y subiendo por el torso.

El calamar puede ser un excelente recurso para los investigadores que buscan curar esas dos enfermedades, pues pueden inyectar medicamentos y hacer otras cosas con las grandes fibras nerviosas del calamar. Espero que estos científicos encuentren pronto una cura o un tratamiento. Dios quiere que tengamos mentes buenas, veloces, agudas. Agradece hoy a Dios si puedes pensar con claridad y mover tus músculos fácilmente.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018

UN PLANETA INCREIBLE

Charles C. Case

Lecturas Devocionales para niños 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*