Resumen | Diálogo Bíblico | Lección 6 | La maldición ¿sin causa? | Escuela Sabática


Viernes 4 de noviembre
PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Como vimos, Elifaz simpatizaba con Job. Solo que su simpatía ocupó un segundo lugar ante lo que él veía como su necesidad de defender el carácter de Dios. Job estaba sufriendo terriblemente, y Dios es justo; por lo tanto, para Elifaz Job debía de haber hecho algo para merecer lo que le ocurrió. Seguramente, la conclusión de Elifaz fue que de eso se trata la justicia de Dios. Por lo tanto, Job estaba equivocado en quejarse.
Por supuesto, Dios es justo. Pero, eso no significa que automáticamente veremos su justicia manifestada en cada situación en este mundo caído. La justicia y el juicio vendrán, pero no necesariamente ahora (Apoc. 20:12). Parte de lo que significa vivir por fe es confiar en Dios; en que, un día, la justicia que está faltando aquí se revelará y se manifestará.
Lo que vemos en Elifaz también aparece en la actitud de algunos de los escribas y los fariseos hacia Jesús. Estos hombres estaban tan involucrados en su deseo de ser “fieles” y religiosos que su enojo por las curaciones hechas por Jesús en sábado (ver Mat. 12) excedió lo que debería haber sido su alegría de que los enfermos se sanaran y su dolor fuese aliviado. El principio presentado en las siguientes palabras de Cristo es uno que los que amamos a Dios siempre debemos recordar: “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello” (Mat. 23:23).
PREGUNTAS PARA DIALOGAR:
1. ¿De qué modo podemos saber la diferencia entre el momento en que alguien necesita compasión y simpatía, y cuando necesita un sermón y tal vez hasta una reprensión? ¿Por qué, generalmente, es mejor errar del lado de la compasión y la simpatía cuando tratamos con los que sufren, aun si es por sus propios pecados y malos actos?
2. Lee otra vez las palabras de Elifaz a Job en los capítulos 4 y 5. ¿En qué otra situación esas palabras podrían haber sido más apropiadas?
3. Si hubieses sido un amigo de Job y hubieras ido a verlo cuando estaba sentado sobre cenizas, ¿qué le habrías dicho, y por qué? Si tú hubieras estado en el lugar de Job, ¿qué te habría gustado que la gente te dijera?
Escuela Sabática | Lección 6 | Para el 5 de noviembre de 2016 | La maldición ¿sin causa? | El libro de Job | Cuarto trimestre 2016 | Guía de Estudio de la Biblia – Maestros – Alumnos | Iglesia Adventista del Séptimo Día

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*