Notas de Elena | Lunes 14 de mayo 2018 | Resistir hasta el fin | Escuela Sabática

Lunes 14 de mayo: Resistir hasta el fin
Debemos “aferrarnos” y vivir a la altura de toda la luz que hemos recibido del cielo. ¿Por qué? Porque Dios desea que nos aferremos fuertemente de la verdad eterna, y actuemos como su mano ayudadora, para comunicar la luz a aquellos que no se han dado cuenta del amor que siente hacia ellos. Cuando os entregáis a Cristo, hacéis una promesa ante la presencia del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, las tres grandes Personalidades, dignatarios del cielo. “Aferraos” a esa promesa.
El enemigo nunca puede arrebatar de la mano de Cristo aquél que confía sencillamente en sus promesas. Si el alma confía y obra en obediencia, la mente estará sensible a las impresiones divinas, y la luz de Dios la alumbrará, iluminando su entendimiento. ¡Cuántos privilegios tenemos en Cristo Jesús! (Sons and Daughters of God, p. 351; parcialmente en Hijos e hijas de Dios, p. 353).
La correcta comprensión de lo que dicen las Escrituras… es esencial para este tiempo… Debemos apoyar nuestra autoridad en la segura palabra profética. A menos que estemos versados en las Escrituras correremos el riesgo de ser engañados por el tremendo poder de Satanás capaz de obrar milagros, cuando éste se manifieste en nuestro mundo, y de atribuir sus obras a Dios; porque la Palabra de Dios declara que, si fuere posible, los mismos escogidos serán engañados. A menos que estemos arraigados y fundamentados en la verdad, seremos barridos por las trampas engañosas de Satanás. Debemos aferrarnos a nuestras Biblias. Si Satanás puede haceros creer que en la Palabra de Dios hay cosas que no son inspiradas, entonces estará preparado para entrampar vuestras almas. Entonces no tendremos seguridad ni certidumbre precisamente en el tiempo cuando necesitaremos saber cuál es la verdad (El evangelismo, p. 184).
Los hombres fieles que rehusaron doblegarse ante la estatua de oro fueron echados en un horno de fuego, pero Cristo estaba con ellos allí, y el fuego no los consumió…
Algunos de nosotros seremos puestos ahora en pruebas igualmente severas. ¿Obedeceremos los mandamientos de los hombres o los mandamientos de Dios? Esta es una pregunta que se les hará a muchos. Lo mejor que podemos hacer es estar en estrecha comunión con Dios, y si él quiere permitir que seamos mártires por causa de la verdad, esto puede ser el medio de traer a muchos otros a la verdad.
Cuando el creyente es encarcelado por causa de la verdad entre los muros de la prisión, Cristo mismo se manifiesta a él y encanta su corazón con su amor. Cuando sufre la muerte por causa de Cristo, Cristo le dice: “Pueden matar el cuerpo, pero no pueden dañar el alma. Ellos me crucificaron, y si te quitan la vida, me crucifican a mí de nuevo en la persona de mis santos” (Mensajes selectos, t. 3, pp. 480, 481).
====================================
Notas de Elena G. de White
Lección 7: Mateo 24 y 25
Para el 19 de mayo de 2018
Escuela Sabática – Segundo trimestre 2018
PREPARACIÓN para el tiempo del fin

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.