Miércoles 8 de noviembre 2017 | Devoción Matutina para Jóvenes | “Escalera al cielo”

“Y soñó: y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella” (Génesis 28.12).

Desde su aparición, la canción despertó amores y odios. Para algunos, es el mejor tema de rock de todos los tiempos. Para otros, es plagio de una composición de la banda Spirit, lanzada dos años antes.
Las interpretaciones sobre la canción también son variadas. La que tiene más consenso es la que señala que se trata de una dama que desea fama y poder, y que, por esa razón, quiere una escalera al cielo. Tristemente, cuando llega allí, las puertas están cerradas.
Hablamos de “Escalera al cielo”, el mítico tema de la banda británica Led Zeppelin, que salió a la venta en el disco lanzado el 8 de noviembre de 1971. La canción tiene varios récords: es el más reproducido en las emisoras de radio de los Estados Unidos, y su partitura es la más vendida en la historia de la música rock, con más de un millón de ejemplares. Lamentablemente, también es la canción que más mensajes subliminales satánicos tiene, al ser escuchada al revés.
Ten en cuenta que la escalera que lleva al cielo nunca está relacionada con el enemigo. En aquella que vio Jacob, había ángeles de Dios que subían y bajaban.
Si quieres ascender por esa escalera, deberás abandonar el rock and roll (y todas sus variantes), tipo de música maligna que pervierte el alma y ensucia la mente.
También debes dejar de lado todo lo que rodea este ambiente, que carece de valores y de principios bíblicos, como el orden, el buen vestir, la armonía, la educación y la obediencia.
La música es un arma muy poderosa del enemigo para alejarte del camino de pureza y de santidad por el cual Dios quiere que transites. Y, lo dice la Biblia: la puerta del cielo nunca está cerrada para quienes buscan a Dios de corazón y desean hacer su voluntad.
Si haces esto, hoy será un día histórico:
“Dios ha dado a los jóvenes una escalera que han de ascender; una escalera que llega de la Tierra al cielo. Dios está por encima de esa escalera, y los rayos de su gloria iluminan cada peldaño. Observa a los que van subiendo, listo para enviar ayuda cuando la mano afloja y el paso vacila. Sí, díganlo con palabras llenas de ánimo, que ninguno de los que suben perseverantemente por esa escalera dejará de obtener entrada en la ciudad celestial” (Elena de White, Mensajes para los jóvenes, p. 91). PA

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2017
UN DÍA HISTÓRICO
Pablo Ale – Marcos Blanco
Lecturas devocionales para Jóvenes 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*