Miércoles 6 de septiembre 2017 | Devoción Matutina Adolescentes

Expectativas no muy elevadas

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017 FUSIÓN Melissa y Greg Howell Un punto de encuentro entre tú y Dios Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

“Ellos se llenaron de miedo, y se preguntaban unos a otros: ‘¿Quién será este, que hasta el viento y el mar lo obedecen?'” (Marcos 4:41).

Ni siquiera pudimos estar presentes cuando el edificio, que había sido arrasado por el fuego, fue demolido y se extrajeron de los escombros las pocas pertenencias que nos quedaban. Pero nuestra amiga Kay sí estuvo. La llamé por teléfono desde la casa de mis padres y le pedí que dijera a los bomberos que recuperaran solo una cosa de entre las ruinas de nuestra casa: el candelabro de plata de mi boda, que estaba en el mueble del salón. Yo ni siquiera sabía si el mueble estaba aún en pie, pero Kay me telefoneó más tarde para decirme que habían podido rescatar el candelabro.

Cuando regresé, tenía tantas cosas que hacer que me olvidé por completo del candelabro. Estaba demasiado ocupada comprando ropa, buscando otro lugar donde vivir, haciendo de nuevo todos nuestros documentos y gestionando los muchos detalles que conlleva haber perdido todas tus pertenencias. De manera que pasaron varias semanas hasta que Kay me devolvió el candelabro y casi no podía creerlo. Esperaba algo negro, chamuscado, pero el candelabro tenía un precioso acabado plateado; estaba igual que el día en que lo compré. ¡Había superado con creces mis expectativas! Yo solo esperaba restos ennegrecidos, pero Kay me lo devolvió como si estuviera nuevo.

A menudo, Jesús también sobrepasó las expectativas de sus discípulos. Estoy segura de que así fue aquella noche de tormenta en el mar, cuando él seguía durmiendo en la barca a pesar de la tragedia. “¿No te importa que nos estemos hundiendo?”, le preguntaron. ¡Con semejante acusación, ¿quién no se iba a despertar?! Jesús inmediatamente ordenó al viento y a las olas que se calmaran y todo se aquietó en un instante. Los discípulos se quedaron sin palabras. No esperaban que Jesús calmara la tormenta. Quizás esperaban que se pusiera a achicar agua, o algo así. No tenían ni idea de que Jesús realmente tuviera control sobre los elementos de la naturaleza.

¿Cuáles son tus expectativas con respecto a Jesús? ¿Oras para que te ayude a achicar el agua? De ser así, es porque aún no te has dado cuenta de que él tiene poder para cambiar las situaciones por completo, para decirle a la tormenta

cuándo debe cesar y también para detener las tormentas de tu vida.

MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017

FUSIÓN

Melissa y Greg Howell

Un punto de encuentro entre tú y Dios

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*