Miércoles 6 de junio 2018 | Devoción Matutina para Adultos | Que no falte amor en el hogar

«Los que temen al Señor están seguros; él será un refugio para sus hijos». Proverbios 14: 26, NTV

Es necesario que el amor, especialmente hacia los hijos, se exprese de diferentes maneras en la vida práctica. Leamos la carta de una niña carente de amor debido a la ausencia de su padre:
«Papi, es media noche y, sentada en mi cama, te escribo esta carta. Echo de menos hablar contigo como antes, pero siempre estás ocupado. Sé que ahora vives con otra persona y es terrible aceptarlo, sobre todo porque ya no estarás en casa, y quiero que sepas lo que está ocurriendo en nuestras vidas.
Siento que nuestra familia ha estado viajando en un automóvil durante un tiempo y, con los años, ha tenido algunos problemas. El motor no funciona como antes y los asientos están rotos pero, aunque desgastado, aún puede funcionar. Mi hermanito y yo hemos viajado en los asientos traseros, mientras tú y mamá iban delante. Nos sentíamos muy seguros cuando tú manejabas y mamá iba a tu lado.
El mes pasado, te bajaste del automóvil y mamá tuvo que comenzar a manejar. Lo ha hecho lo mejor que puede, pero tenemos mucho miedo sin ti.
Hace unos días, estábamos llegando a casa cuando un automóvil fuera de control se nos acercó de frente. Mamá intentó esquivarlo, pero chocamos. El golpe fue tan duro que salimos volando, pero antes, pudimos ver que quien conducía el otro vehículo eras tú, y a tu lado iba una mujer. Nos llevaron al hospital, pero no supimos nada de ti, ni si estabas herido ni si necesitabas ayuda. Mami sufrió mucho; tiene pesadillas y llora constantemente. Mi hermanito sufrió algunas heridas y el dolor le impide ir a la escuela, y yo tengo las dos piernas rotas. ¡Me sentí tan indefensa al no poder ayudar a mamá ni a mi hermanito! Duele mucho y no paro de llorar.
Sé que si estuvieras aquí todo sería diferente, porque lo que más duele es lo mucho que te extraño. Sueño que vienes a visitarnos, que vuelves a manejar nuestro automóvil. Tu hija».
Este es el tipo de sufrimiento que los padres causamos en los hijos por nuestras actitudes egoístas. No permitamos que sigan sufriendo a pesar de los errores que hayamos cometido; llevemos hoy amor y seguridad a nuestros hogares.

Devoción matutina para adultos 2018
Fuentes de vida
David Javier Pérez
Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.