Miércoles 5 de abril 2017 | Devoción Matutina Adolescentes | El favorito de la maestra


DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017 FUSIÓN Melissa y Greg Howell Un punto de encuentro entre tú y Dios Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

“El rey de Israel contestó a Josafat: ‘Hay uno más, por medio del cual podemos consultar al Señor. Es Micaías, hijo de Imlá. Pero lo aborrezco, porque nunca me anuncia cosas buenas, sino solamente cosas malas'” (1 Reyes 22:8).

Nada me ponía de peor humor, cuando yo tenía tu edad, que la maestra me sentara al lado de su alumno favorito. Cada vez que aquel muchacho, de cuyo nombre no quiero acordarme, levantaba la mano, ya sabía yo que iba a soltar alguna tontería como: “Maestra, qué bien explica usted las cosas”, o “De verdad que es usted la mejor maestra que he tenido”. Yo siempre tenía ganas de partirle la cara, especialmente un día en que me di cuenta de que todo lo que él hacía le daba resultado.

Fue en una ocasión en que pasamos más de un mes preparando proyectos de ciencias. Él eligió un tema que a mí me pareció fácil y tonto: los volcanes y su erupción. Pegó unas cuantas Ilustraciones en una cartulina gigante, deletreó mal la palabra “volcán”, y los dibujos parecían hechos por su hermana de tres años. Hizo una maqueta de un volcán con bicarbonato y vinagre, que hacía unas burbujas estúpidas. Sin embargo, la maestra hablaba efusivamente de aquel proyecto, como si fuera la gran cosa. Le dio la máxima puntuación de la clase por su “gran creatividad en la presentación”. Por unas burbujas de nada…

Por muy injusto que a mí me pareciera aquello, lo cierto es que tampoco era nada nuevo. Ya en la Biblia hay una historia similar a esta. Es la historia de un rey de Israel que tenía cientos de “profetas” a su disposición. Cuando quería saber si tendría éxito en una batalla o en cualquier empresa, llamaba a aquellos hombres y ellos le daban informes siempre positivos, y alababan sus proezas en el campo de batalla, así como su Ingenio. Pero el rey Josafat, de Judá, cuando quiso aliarse con él para una batalla, no quiso consultar a aquellos falsos profetas de Israel, sino que quiso hablar con un profeta de verdad. Cuando Josafat le preguntó si había algún verdadero profeta en Israel, aquel rey le dijo: “Sí, pero lo aborrezco, porque nunca me anuncia cosas buenas”.

La verdad es que, a veces, las personas que están dispuestas a decirnos lo que hacemos mal son las que más necesitamos escuchar. Si siempre nos rodeamos de personas que creen que somos geniales y que solo nos dicen cosas buenas sobre nosotros mismos, nunca creceremos ni llegaremos a ser mejores.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017

FUSIÓN                   

Melissa y Greg Howell

Un punto de encuentro entre tú y Dios

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*