Miércoles 4 de julio 2018 | Devoción Matutina Adultos

Experimentemos el poder del Espíritu Santo

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018 FUENTES DE VIDA David Javier Pérez Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
FUENTES DE VIDA
David Javier Pérez
Lecturas devocionales para Adultos 2018

«Los cuales, una vez llegados, oraron por ellos para que recibieran el Espíritu Santo […]. Entonces les imponían las manos y recibían el Espíritu Santo». Hechos 8: 15, 17

Felipe descendió a Samaría y predicó de Cristo. Los Samaritanos escuchaban muy atentos (ver Hechos 8: 6). Con el poder del Espíritu Santo, Felipe hacía grandes señales. Los que tenían espíritus inmundos sanaban, y los paralíticos y los cojos eran levantados. Eso produjo gran gozo y alegría en la ciudad de Samaria.

Pero había un hombre llamado Simón que ejercía la magia, y a quien los pobladores escuchaban atentamente porque tenía autoridad sobre ellos. Los habitantes decían que el poder que Simón tenía era de Dios (Hechos 8: 10). Simón los había engañado durante mucho tiempo. No obstante, Felipe predicaba la Palabra con el poder de Dios, y muchos creyeron en Jesús. Finalmente, el mago Simón creyó, abandonó la magia y fue bautizado. Al acompañar a Felipe, fue testigo de los milagros y las señales que Dios hacía por medio de él.

Cuando Pedro y Juan llegaron a Samaria para fortalecer la fe de los creyentes, les imponían las manos y estos recibían el Espíritu Santo. Simón no recibió el Espíritu y quiso comprarlo con dinero, pero el Espíritu Santo solamente se recibe por gracia y a quien Dios decida darlo. Pedro le dijo a Simón que su corazón no era recto, y que tenía que arrepentirse de sus malos pensamientos para que Dios lo perdonara. Simón, aunque recién bautizado, tenía que arrepentirse. Debía confesar todo a Dios y vaciar su corazón de toda impureza que alejara la presencia del Espíritu. Lamentablemente, no tuvo el privilegio de recibir el Espíritu Santo, como los otros conversos.

Estamos viviendo en el tiempo del fin, cuando se nos ha prometido un nuevo derramamiento del Espíritu. Es tiempo de buscar a Dios, de arrepentimos con sinceridad, con un corazón humilde y sumiso, para recibir el Espíritu Santo sin medida. Esta provisión es tan abundante como desafiante: recibiremos poder para predicar la última advertencia en la historia de este mundo. Es tiempo de iniciar un reavivamiento y reforma para que el Espíritu pueda ser derramado como la lluvia tardía. ¿Por qué no empezar con nuestras propias vidas?

Devoción matutina para adultos 2018

Fuentes de vida

David Javier Pérez

Lecturas devocionales para Adultos 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*