Miércoles 24 de Octubre 2018 | Devoción Matutina para Adultos | No te detengas

«Date prisa, escápate allá; porque no podré hacer nada hasta que hayas llegado allá. Por esto fue llamado el nombre de la ciudad, Zoar». Génesis 19: 22,JBS

Si Lot hubiera obedecido al instante la orden de Dios huyendo a las montañas sin titubear ni cuestionar el mandato, su esposa también se habría salvado.
Vivir en aquella ciudad impía había provocado que su fe disminuyera. Lot sabía que Sodoma y las ciudades de la llanura se someterían al juicio de Dios, sin embargo, tanto él como su esposa se detenían por lo acostumbrados que estaban a la comodidad de la ciudad: «La vacilación y la tardanza de él la indujeron a ella a considerar livianamente la amonestación divina. Mientras su cuerpo estaba en la llanura, su corazón se aferraba a Sodoma y con Sodoma pereció» (Patriarcas y profetas, cap. 14, p. 141).
Corremos peligro si dudamos en entregarnos o no a Dios y posponemos nuestra preparación para el cielo acariciando los placeres del mundo. Debemos apresurarnos antes de que Cristo deje de interceder por nosotros. «El que es injusto, sea injusto todavía; el que es impuro, sea impuro todavía; el que es justo, practique la justicia todavía, y el que es santo, santifíquese más todavía» (Apocalipsis 22:11). Pronto la puerta de la gracia se cerrará y los sellados estarán listos para encontrarse con su Señor.
La gracia divina tiene su límite y, cuando llegue a ese límite, el juicio se ejecutará. Mientras permanezca la misericordia de Dios, habrá oportunidad de correr al encuentro con nuestro Salvador, pero si nos detenemos, la puerta puede cerrarse antes de que lleguemos. «El mundo está madurando rápidamente para la destrucción. Pronto se derramarán los juicios de Dios, y serán consumidos el pecado y los pecadores» (ibíd., p. 143).
«Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y de embriaguez y de las preocupaciones de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día, porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de la tierra» (Lucas 21: 34, 35).
El mensaje a Lot fue: «Escapa, no mires atrás ni te detengas […] no sea que perezcas» (Génesis 19:17). Dios nos insta a separarnos de la impiedad creciente; no volvamos atrás para conseguir tesoros terrenales. Miremos a Cristo y depositemos nuestra fe siempre en él.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
FUENTES DE VIDA
David Javier Pérez
Lecturas devocionales para Adultos 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*