Miércoles 2 de agosto 2017 – Devoción Matutina Adolescentes

Cuestionando la autoridad

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017 FUSIÓN Melissa y Greg Howell Un punto de encuentro entre tú y Dios Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

“Señor, ¿hasta cuándo gritaré pidiendo ayuda sin que tú me escuches? ¿Hasta cuándo clamaré a causa de la violencia sin que vengas a librarnos?” (Habacuc 1:2).

Ahí estaba yo, de pie sobre un montón de virutas de madera, enojado como nunca antes en mi vida. Tenía solo una oportunidad más, porque estaba sujetando el último pedazo de madera. Estaba trabajando con mi padre en un proyecto de carpintería, un tablero de ajedrez, y él me mostró cómo darle forma a la madera para hacer que todos los cuadrados encajaran. Esto requería varios cortes diferentes con la cepilladora, pero a mí me parecía que todos aquellos pasos eran innecesarios. Entonces, cuando él me dejó solo, tomé un atajo que tenía sentido para mí en aquel momento. Inmediatamente me di cuenta de que mi atajo no servía: la última tabla que pasé por la cepilladora se rasgó en mis manos y todos mis esfuerzos llegaron a un vergonzoso final.

Hay veces en que necesitamos confiar en personas que saben más que nosotros. El profeta Habacuc se destaca entre los profetas menores del Antiguo Testamento por ser el único que cuestiona abiertamente lo que Dios está haciendo. Esto fue solo unos pocos años antes de que los babilonios destruyeran Jerusalén y llevaran a sus habitantes como esclavos a Babilonia. El primer capítulo muestra a Habacuc llorando y exigiendo una respuesta para lo que él considera un castigo desatinado de Dios. Él no niega que su pueblo merezca un castigo, pero no entiende por qué Dios deja a los babilonios, esos crueles paganos, sin castigo. La respuesta de Dios es doble: no solamente castigará a los babilonios por sus pecados, sino que Habacuc tendrá que confiar en que él sabe qué es lo mejor. Irónicamente, Habacuc toma el asunto con calma y afirma: “Los justos vivirán por su fidelidad a Dios” (2:4). La última parte del libro, el capítulo 3, está escrito como una canción que resalta la decisión de Habacuc de confiar en los actos de Dios, aun cuando no los entienda.

En términos sencillos: confía en Dios aunque no entiendas todo lo que hace. No siempre obtenemos la respuesta que deseamos y, francamente, no deberíamos suponer que todas las cosas malas que ocurren las manda Dios. No obstante, la esencia es que, pase lo que pase con nosotros, con xnuestras familias o con nuestro país, debemos confiar en el Señor, como nos diría Habacuc, aun cuando no entendamos lo que está pasando.

GH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017

FUSIÓN

Melissa y Greg Howell

Un punto de encuentro entre tú y Dios

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*