Miércoles 18 de abril 2018  | Lecturas devocionales Menores

Volcanes en erupción

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018 LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS: Hechos no muy conocidos de la creación de Dios Charles C. Case Lecturas Devocionales para niños 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018
LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS:
Hechos no muy conocidos de la creación de Dios
Charles C. Case
Lecturas Devocionales para niños 2018

El día del Señor vendrá como un ladrón. Entonces los cielos se desharán con un ruido espantoso, los elementos serán destruidos por el fuego, y la tierra, con todo lo que hay en ella. 2 Pedro 3:10.

Aunque los científicos suelen saber mucho antes del estallido que un volcán hará erupción, no pueden predecir cuándo sucederá. Apenas pueden advertir a la gente que vive en las cercanías… y esperar lo mejor. Nada se puede hacer para detener el pesado flujo de lava o la caída de ceniza que salen del volcán.

En Sicilia, en 1983, la presión en el volcán activo Etna ya no pudo seguir contenida y estalló. La gente de los pueblos cercanos entró en pánico y pidió auxilio. La encendida lava derretida bajó del volcán a 80 kilómetros por hora, sepultando más de 18 metros cúbicos al día (un camión de carga grande puede llevar de 16 a 22 metros cúbicos de tierra a la vez). La lava cubrió edificios, casas, huertos y bosques; convirtió todo en un infierno. Naturalmente, cuanto más lejos llegaba, más lenta iba.

Se usaron enormes buldóceres, y los hombres trabajaron frenéticamente para salvar tres pueblos. Un equipo de especialistas en demolición fueron a ver si podían usar dinamita para desviar la lava. Lo intentaron, pero tuvieron problemas. El calor de la lava detonaba los explosivos antes de que pudieran utilizarlos. Pensaron en un método alternativo, pero no lograron realmente cambiar el curso de la lava. Parece que una vez que la lava comienza a fluir, sigue su propio curso inexorable. Salvaron a los pueblos, pero fue sumamente difícil.

Sabemos que Jesús viene, pero no exactamente cuándo. Nadie ni nada podrá impedir su venida. Muchos llorarán o gritarán de furia. Muchos rogarán que alguien los esconda de su vista. Ora, para que cuando veas venir a Jesús te llenes de alegría y digas: “Este es mi Dios. Lo esperé y me salvará”.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018

LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS:

Hechos no muy conocidos de la creación de Dios

Charles C. Case

Lecturas Devocionales para niños 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.