Video: Devoción Matutina para Damas

“Dejen todas sus preocupaciones a Dios, porque él se interesa por ustedes” (1 Ped. 5:7, DHH).

A los 25 años, me enamoré completamente de un joven que me había perseguido sin descanso durante semanas, hasta que finalmente “mordí el anzuelo”. Y entonces, me rompió el corazón. Estaba confundida, y mi autoestima afectada. Había llegado hasta el punto de creer que aquel muchacho era “el único” para mí, y había trabajado duro para cambiar aspectos de él que eran muy importantes para mí. Lo tenía asistiendo a la iglesia, comiendo comida vegetariana, y había dejado el alcohol. Estaba tan segura de que cambiaría… Él llegó a la conclusión de que me amaba a mí, pero no a todo lo que venía conmigo. Una relación era “demasiado difícil” con mis muchas reglas. “¿Quién vive como tú, aparte de ti?”, me insinuó.
En mi desesperación por aferrarme de un noviazgo condenado al fracaso, estaba dispuesta a hacer cualquier cosa por conseguir que estuviéramos juntos. Incluso hice planes para tomar alcohol por primera vez, para ser más “flexible”. Afortunadamente, Dios tenía otros planes, porque me desperté ese día con mucha fiebre. Estaba delirando cuando el “señor incorrecto” llamó para cancelar la cita de aquella noche. “No quiero tener nada que ver con tu Dios. Creo que esto es una señal”, me dijo.
Me sentía deprimida, avergonzada y decepcionada conmigo misma. A mitad de la tarde, me sentí mejor. Así que, tomé una manta y libros, y fui a un parque cercano a leer. No llevaba allí ni diez minutos cuando vi un pajarito cerca de mí, que cantaba muy fuerte. De repente, saltó y aterrizó en mi mano.
El pajarito y yo nos quedamos mirándonos el uno al otro. Increíble. Pensé: No me puedo mover o se irá volando. En su lugar, comenzó a cantar, mientras caminaba de arriba abajo por mi brazo. Revoloteó a mi hombro, sosteniéndome la mirada todo el tiempo, como si estuviera mirando mi alma.
Mis lágrimas comenzaron a brotar. Podía sentir en ese momento que Dios estaba a mi alrededor; que había enviado a la pequeña ave como consuelo de su amor y que podía confiar en él.
Afortunadamente, Dios no juzgó a esta joven absurda en su momento de debilidad. Le encantaba hacerla volver al camino correcto.
Naoml Striemer

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017
VIVIR EN SU AMOR
Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken
Lecturas Devocionales para Mujeres 2017
http://devocionmatutina.com

========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*