Miércoles 16 de mayo 2018 | Devoción Matutina Adultos

No hay salvación en otro nombre

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018 FUENTES DE VIDA David Javier Pérez Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
FUENTES DE VIDA
David Javier Pérez
Lecturas devocionales para Adultos 2018

«En ningún otro hay salvación, porque en todo el mundo Dios no nos ha dado otra persona por la cual podamos salvamos». Hechos 4: 12, DHH

Hechos 3:11 narra que Pedro y Juan, después de la oración, salieron del templo por la puerta de Salomón. Allí los esperaba una gran multitud, asombrada y atónita porque un cojo de nacimiento que había pedido limosna en la puerta del templo durante más de 40 años había sido sanado por el poder del nombre de Jesús. Pedro respondió al pueblo, afirmando que ellos no habían realizado ese milagro, sino que era obra de Cristo, a quien habían crucificado.

Mientras hablaban con el pueblo, se acercaron los sacerdotes, el jefe de la guardia del templo y los saduceos para prohibirles que siguieran diciendo que Jesús había resucitado de los muertos y que ellos eran testigos de ese milagro, y los arrestaron y lo metieron en la cárcel. Ese día no pudieron juzgarlos, porque ya era tarde, y los que habían escuchado el mensaje creyeron en Jesús y se unieron a la iglesia. El nombre de Jesús es tan poderoso, que hace crecer a su iglesia.

Al día siguiente, llevaron a Pedro y a Juan ante el concilio para juzgarlos y les preguntaron: «¿Con qué potestad o en qué nombre habéis hecho vosotros esto?» (Hechos 4: 7). Pedro respondió exaltando el nombre y la obra de Jesucristo en la cruz: Resucitó de los muertos y, por la victoria lograda en la cruz, solo en él hay salvación y vida eterna.

Pablo afirma que la muerte y la resurrección de Cristo hicieron que su nombre fuera exaltado sobre todas las cosas: «Por eso Dios también lo exaltó sobre todas las cosas y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre» (Filipenses 2: 9-11).

Al ser bautizados en su nombre, nacemos a una vida nueva; nos congregamos en el nombre de Jesús y, en él, podemos pedir cuanto necesitemos. Con el salmista, digamos: «Nuestro socorro está en el nombre de Jehová, que hizo el cielo y la tierra» (Salmo 124:8).

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018

FUENTES DE VIDA

David Javier Pérez

Lecturas devocionales para Adultos 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*