Miércoles 13 de junio 2018 | Lecturas devocionales Menores

Elefantes marinos

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018 LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS: Hechos no muy conocidos de la creación de Dios Charles C. Case Lecturas Devocionales para niños 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018
LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS:
Hechos no muy conocidos de la creación de Dios
Charles C. Case
Lecturas Devocionales para niños 2018

En ese día el hombre volverá sus ojos a su creador, al Dios Santo de Israel. Isaías 17:7.

Los elefantes marinos son las focas más grandes del mundo. Su nombre lo obtuvieron porque los machos tienen un hocico que se extiende hacia abajo como trompa de elefante, aunque no es tan grande. ¡Los elefantes marinos machos alcanzan seis metros de largo, y pesan cuatro toneladas! Trágicamente, los seres humanos los han cazado casi hasta la extinción por su grasa, que contiene un aceite valioso. Las hembras son la mitad de grandes que los machos, y no tienen trompa.

La especie del norte vive en las aguas de México y el sur de California. Hay varias islas a las que van a reproducirse y tener sus familias. Una cría recién nacida pesa 18 kilos, y su madre la alimenta durante seis semanas. Para entonces, ha crecido hasta pesar 113 o 136 kilos. Diría que la leche de mamá elefante marino es muy nutritiva, si puede hacer que su cría crezca tanto, tan rápido. Las crías son negras cuando nacen, pero al crecer, su color se vuelve gris plateado.

Los adultos llegan a las islas a criar sus familias desde diciembre hasta marzo, y se quedan ahí casi todo el verano. Durante ese tiempo, mudan de pelo, por lo que de día se cubren tanto como pueden con arena, para proteger su tierna piel del sol. Cazan su comida de noche. En agosto, los adultos se van, hasta que los machos vuelven en diciembre y las hembras, en enero.

Cuando los machos regresan a las islas, no comen hasta que hayan llegado las hembras. No tienen miedo de los humanos. Si uno se queda dormido, podrías acercarte con cuidado y sentarte sobre él; aunque si se despertara, te atacaría. No les gusta que los humanos se les acerquen demasiado.

Los grandes elefantes marinos se respetan. Nuestra prioridad debería ser respetar al Creador del universo. Dile a Dios cuánto lo amas y respetas hoy¡ luego, demuéstralo con acciones. Por ejemplo, al usar su nombre con mucho cuidado, y al obedecerlo con amor.

Devoción matutina para menores 2018

Llamas, leopardos y lagartijas:

Hechos no muy conocidos de la creación de Dios

Charles C. Case

Lecturas Devocionales para niños 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*