Miércoles 11 de octubre 2017 | Devoción Matutina Adolescentes

Un incidente con los pepinillos

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017 FUSIÓN Melissa y Greg Howell Un punto de encuentro entre tú y Dios Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

“Jesús miró al cielo y dijo: ‘Padre, la hora ha llegado: glorifica a tu Hijo, para que también él te glorifique a ti’” (Juan 17:1).

Yo estaba en el pasillo mientras mi madre examinaba la sección de panadería con toda la calma del mundo. Aburrida, miré a mi izquierda y vi que estaba frente a una imponente torre de todos los tipos de pepinillos que te puedas imaginar. Mirando de reojo, vi a mi madre aún inmersa en la decisión de si llevar pan blanco o integral, y eché mano a un frasco. Escuché el ¡pop! de la tapa al abrirse y tomé un pepinillo. Hasta cierto punto, sabía que lo que estaba haciendo no estaba bien y, cuando mordí el pepinillo, me sentí demasiado culpable como para comérmelo. Así que lo metí de nuevo en el frasco, lo cerré y volví a colocarlo en la estantería. Pero, entonces, me invadió otra vez un deseo incontenible de comerme un pepinillo, de manera que agarré otro frasco y mordí uno. Después hice lo mismo con otro. Para cuando mamá decidió qué pan llevar, yo iba por el séptimo frasco. “¡¿Qué estás haciendo?!”, me gritó mi mamá, quitándomelo de las manos. Mientras tiraba con fuerza de mí hacia la caja, supe que aquel no era el momento de mencionar los otros seis frascos. De hecho, no se lo conté hasta veinte años después. ¡ En el mejor momento que pude elegir!

Siempre me siento conmovida cuando leo en los evangelios cómo Jesús le dice a la gente: “La hora aún no ha llegado”. Una vez le respondió así a su madre cuando le pidió que obrara un milagro en la boda de Caná. En otra ocasión, se lo dijo a sus hermanos cuando le sugirieron que mostrara sus obras ante la gente en el Templo. Hay que ser muy listo para saber cuándo es el momento correcto, y Jesús era sumamente listo.

El otro lugar en el que encontramos a Jesús calculando el momento oportuno es en el Getsemaní, cuando dice: “Padre, la hora ha llegado”. Para Jesús, la hora de su acto final de sacrificio era vital. Supo cuándo había llegado el momento adecuado. Sus discípulos no habrían estado de acuerdo con la hora elegida por él, ya que sentían que debía sentarse en el trono y no entregarse en una cruz. Pero, los momentos elegidos por Jesús siempre son mejores que los que elegimos nosotros. Confía hoy en su manera de elegir los momentos en tu vida.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017

FUSIÓN

Melissa y Greg Howell

Un punto de encuentro entre tú y Dios

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

 

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*