Miércoles 10 de Octubre 2018 | Lecturas devocionales Menores

Plantas de sangre caliente

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018 LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS: Hechos no muy conocidos de la creación de Dios Charles C. Case Lecturas Devocionales para niños 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018
LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS:
Hechos no muy conocidos de la creación de Dios
Charles C. Case
Lecturas Devocionales para niños 2018

Cualquier planta que mi Padre celestial no haya plantado, será arrancada de raíz. Mateo 15:13.

La gente, las aves y los animales en general queman grasa en sus cuerpos. Pero las plantas queman carbohidratos, que son azúcares fabricados a base de agua, luz de sol y dióxido de carbono. Las plantas también tienen células de grasa, llamadas células adiposas. Esos lípidos tienen que convertirse en carbohidratos. Tal proceso se lleva a cabo en las células, donde unas estructuras llamadas glioxisomas proveen de las enzimas necesarias para el cambio químico, antes de que las plantas puedan aprovecharlo.
La col de mofeta (sin parentesco con el animal) es una planta que aprovecha la conversión de lípidos a carbohidratos mediante células productoras de calor. Nadie ha determinado cómo la col de mofeta y algunas de sus primas regulan su calefacción floral; parece que la opera algún tipo de termostato. Imagina que ha caído nieve y el clima es frío. Pero durante los meses de febrero a abril, la col de mofeta asoma su cabeza por sobre la nieve al aire frío, y entonces retoña. Este proceso dura dos semanas. Durante ese período, la temperatura al centro de los retoños y la planta es de 22 grados, mientras que en el exterior el frío continúa.
El retoño puntiagudo de la col de mofeta se llama espádice, y está cubierto con una capa aislante Llamada espata. La espata ayuda a conservar la temperatura dentro de la planta. El calor intensifica el aroma de los retoños, y atraen moscas y abejas, que llevan el polen de ñor en ñor.
¿Por qué a Dios le interesaría tanto una pequeña col de mofeta que retoña dos semanas, como para haberle colocado un “calentador” interno? Yo no lo sé, pero Dios sí.
Jesús usó muchas parábolas de la naturaleza. En el versículo de hoy, se refiere a las personas como si fueran plantas. Quienes no son hijos o hijas de Dios, no durarán al final. Dios cuida de las plantas, y cuidará de su pueblo poderosamente. Agradece hoy que sea un Dios de amor, y pídele que te guíe y cuide en este día.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018
LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS
Hechos no muy conocidos de la creación de Dios
Charles C. Case
Lecturas Devocionales para niños 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*