Miércoles 10 de enero 2018 | Devoción Matutina para Adultos | Cuando la iglesia ora

«Pedro estaba custodiado en la cárcel, pero la iglesia hacía sin cesar oración a Dios por él». Hechos 12: 5

Durante una semana de evangelización, una iglesia intensificó sus oraciones por un muchacho de unos veinte años que se había convertido en el terror del pueblo. Había robado las pocas pertenencias de varios miembros de iglesia, y era el ladrón principal de la zona. Invitaron al joven a la serie de conferencias, y él aceptó. Asistió todas las noches. Al terminar la semana, tomó la decisión de ser bautizado después de haber estado estudiando la Biblia.
Ese sábado en la tarde, se dedicó un tiempo especial para ofrecer algunos testimonios. El primero en pasar al frente fue Santiago, el joven que había sido el ladrón del pueblo. Hizo más de veinte confesiones públicas: «Hermano Miguel, perdóneme porque le robé el refrigerador. Hermana María, perdóneme porque le robé la estufa. Hermano José, perdóneme porque le robé la bicicleta». Cuando terminó, todos los hermanos a quienes les había robado algo, se colocaron de pie y dijeron: «Ya te hemos perdonado y damos gracias a Dios porque escuchó nuestras oraciones, ahora eres nuestro hermano y lucharemos juntos para llegar al reino de los cielos». Al escuchar eso, Santiago cayó de rodillas, y dijo: «Gracias, Señor, porque la oración tiene poder y tu iglesia me ama. Límpiame para que todos juntos lleguemos a tu reino, amén».
Cuando la iglesia ora, suceden cosas maravillosas. Pedro fue librado de la cárcel porque su iglesia no cesaba de orar por él, y aun cuando ya era libre, la iglesia seguía orando sin cesar.
Aprendamos de Jacob, que cuando regresaba a Canaán se aferró al ángel de Dios para que lo bendijera, y no lo soltó hasta que lo hizo. «Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma» (Génesis 32: 30).
Si nos unimos en oración, habrá más fuerza, más poder. Debemos orar juntos para que las almas sean redimidas por el poder de Dios y liberadas del poder del mal. Si imitamos a la iglesia primitiva, intercediendo en oración por aquellos que necesitan salvación de Dios, seremos entonces testigos de sus milagros.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
FUENTES DE VIDA
David Javier Pérez
Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*