Martes 4 de julio 2017 | Devoción Matutina para Damas | Setenta por ciento de probabilidades de lluvia

“Todo lo que pidáis en oración, creyendo, lo recibiréis” (Mat. 21:22).

Cada verano organizamos un picnic en nuestro patio trasero para el 4 de julio, el Día de la Independencia. Mi esposo, Norman, disfruta al aire libre, y sus esfuerzos se ven reflejados en una alfombra de pasto que cubre el terreno hasta un pequeño arroyo, cuyas orillas están perfectamente mantenidas. Las sombras de varios árboles invitan a las visitas a relajarse y refrescarse. Hay muchos arbustos, flores, y una huerta preciosa. Es un lugar hermoso, y nos gusta compartirlo con la familia de la iglesia.
Habíamos pensado cuidadosamente los planes para ese año. Tenía un menú para el picnic, y manteles y decoraciones. Había preparado un programa que incluía música, poemas, una breve charla patriótica por parte del pastor, y juegos.
También habíamos planificado un paseo en una carreta de heno. ¡Sería un día de deleite para todos!
El día del picnic amaneció nublado, y luego de consultar el pronóstico mi esposo anunció que llovería. Me aconsejó: “Deberías organizarlo todo adentro; hay un setenta por ciento de probabilidades de lluvia”. El año anterior habíamos tenido que hacerlo todo adentro, ¡pero un picnic tiene que hacerse afuera!
La carpa ya estaba empapada, el pasto mojado… y el cielo oscuro. Pero mi espíritu no decaía. “El Señor nos mandará el clima que él quiera que tengamos”, comenté.
El mediodía no trajo consigo ningún cambio, y para las tres de la tarde mi esposo estaba nervioso, e insistía en que hiciéramos el picnic adentro. A las cuatro, llegó una amiga para ayudarme y le dije que llevara las cosas afuera. Me miró, confundida, pero hizo lo que le dije. Al acercarse las cinco, el horario del comienzo, el sol comenzó a asomarse entre las nubes. Poco después, brillaba lo suficiente como para que nuestro picnic se desarrollara afuera, donde lo había planificado y por lo cual había orado.
La gente comenzó a llegar con sillas y comida, y mi esposo los dirigía con una sonrisa al patio trasero, todavía mojado. Todos estábamos sentados en círculo, expectantes, cuando llegó el pastor. Miró el sol y dijo: “Alguien ha estado orando; había un setenta por ciento de probabilidades de lluvia hoy”. Yo sonreí y susurré un “Gracias a Dios”, quien había contestado a mi oración de fe cambiando el clima para nuestro picnic.
Rose Neff Sikora

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2017
VIVIR EN SU AMOR
Carolyn Rathbun Sutton – Ardis Dick Stenbakken
Lecturas Devocionales para Mujeres 2017
http://devocionmatutina.com

========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

 

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*