Martes 30 de Octubre 2018 | Devoción Matutina para Menores | La planeadora de la naturaleza

Ojalá tuviera yo alas como de paloma; volaría entonces y podría descansar, Salmo 55: 6.

La ardilla voladora no tiene alas como paloma, pero sí pliegues de piel que extiende como si fueran alas, cuando quiere ir de un árbol a otro, o de un árbol al suelo. Como esperaríamos, las ardillas voladoras viven en árboles, usualmente con secciones huecas, para refugiarse y cuidar a sus crías.

Las ardillas voladoras no son grandes. Dos cabrían en la palma de tu mano. Pueden adaptarse a los humanos y ser excelentes mascotas. Tienen piel suave de color pardo grisáceo en el dorso de sus cuerpos, y piel blanca por debajo. Cuando la ardilla voladora planea por el cielo, sus patas extendidas y piel actúan como alas. Su cola es el timón. Justo antes de aterrizar, la cola gira hacia arriba. La ardilla se guía al levantar o bajar sus patas. Realmente no vuela, sino que planea desde la altura con la ayuda de la gravedad y su habilidad aérea.

Las ardillas voladoras son criaturas nocturnas, y duermen casi todo el día. Se alimentan principalmente de nueces y algunos insectos. Las bellotas son su comida favorita, y les encantan los pequeños gusanos de las bellotas. No hibernan, pero se quedan en su madriguera de árbol durante largos periodos de tiempo, sobre todo si el clima está lluvioso o frío. Suelen almacenar bellotas, amontonadas para comer cuando haga frío.

La hembra tiene de dos a seis crías a la vez, y los amamantan durante cinco semanas o más, porque maduran con mucha lentitud. Si hay peligro, la madre toma a sus crías con sus dientes y huye con rapidez. En la parte más al sur de su territorio, puede tener dos camadas al año. Entre las criaturas más pequeñas, probablemente son las más dóciles que existen.

Uno de estos días podremos volar a otros mundos y «descansar», como dice el salmista, con Jesús en el cielo. Pide a Dios que te ayude a mantener tu vida en armonía con su voluntad, y tendrás ese privilegio de volar por el universo entero. Ni siquiera podemos imaginarlo.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018

UN PLANETA INCREIBLE

Charles C. Case

Lecturas Devocionales para niños 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*