Martes 3 de julio 2018 | Devoción Matutina Adolescentes

El tiempo vuela cuando estamos enamorados

Devoción matutina para adolescentes 2018 ¿Y entonces…? Heather Quintana Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Devoción matutina para adolescentes 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Jacob se había enamorado de Raquel. (Génesis 29:18).

Jacob diría que vale la pena esperar por el amor verdadero, y él sí que sabía de eso: trabajó catorce años para casarse con Raquel, la mujer de sus sueños. La suya es la historia de un gran amor. Pero antes de llegar a la parte romántica, debemos retroceder y hablar sobre una parte no tan romántica. Fue así como sucedió.

Jacob le dijo a Labán, el padre de Raquel, que trabajaría siete años para casarse con ella. Labán aceptó y Jacob comenzó a trabajar. Génesis 29: 20 dice: «Y así Jacob trabajó por Raquel durante siete años, aunque a él le pareció muy poco tiempo porque la amaba mucho». El tiempo pasó volando, porque Jacob estaba muy enamorado. Incluso quien no crea en el amor verdadero, debe admitir que esto es hermoso.

Hasta el más insensible debe haberse emocionado cuando finalmente llegó el día de la boda. Pero Labán no era un hombre muy romántico que se diga. La verdad, a él no le importaba que Jacob amara a Raquel. Según la costumbre, primero debía dar en matrimonio a su hija mayor Lea, para que su hermana Raquel pudiera casarse. Así que Labán le dio gato por liebre a Jacob y le dio a Lea como esposa.

El novio estaba devastado. Su nueva esposa no era la mujer que él amaba. ¡Qué decepción, tanto para él como para Raquel y para la misma Lea! Jacob fue engañado para que se casara con alguien a quien no amaba. Lea fue entregada en matrimonio a un hombre que no la amaba. Y Raquel fue engañada por su propio padre.

Pero el verdadero amor no se rinde tan fácilmente. Jacob y Labán llegaron a otro acuerdo. El padre le permitiría casarse con Raquel (además de Lea) a cambio de otros siete años de trabajo. Catorce años en total. Y Jacob aceptó.

Si tus padres te han dicho que no puedes tener una relación hasta cierta edad (o si sientes el deseo de acelerar una relación), recuerda la historia de Jacob. El verdadero amor espera, ¡incluso años! Cuando el amor es verdadero, el tiempo pasa rápido y habrá valido la pena esperar.

 

Ponlo en práctica: ¿Estás tratando de acelerar una relación? Reduce la velocidad y recuerda que el amor es paciente.

 

Ponlo en oración: Pídele a Dios que sea él quien te indique el tiempo adecuado en lo que respecta a tus relaciones.

Devoción matutina para adolescentes 2018

¿Y entonces…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*