Martes 29 de mayo 2018 | Devoción Matutina para Adultos | Oración de confianza

Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es lafortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme? Salmo 27:1.

¿Quién es tu refugio y fortaleza?
Jamás permitas que tu dignidad esté un escalón debajo de tus miedos. No está mal que pierdas ante un adversario, pero nunca pierdas ante el miedo.
¡Cuánto confiaba David en Dios! ¡Y cuánto lo conocía! Solo podemos amar a quien conocemos y con quien nos relacionamos.
David confió en Dios en medio de los peligros de sus años de juventud, cuando era un sencillo pastor de ovejas: “En medio de las vicisitudes de su vida borrascosa, mantenía comunión con el Cielo por medio del canto. Cuán dulcemente se reflejan los episodios de su vida de muchacho pastor en las palabras: ‘Jehová es mi pastor; nada me faltará’. […]
“Ya hombre, y como fugitivo que tenía que buscar refugio en las rocas y las cuevas del desierto, escribió: ‘Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré’. […]
“Cuando, como rey destronado y sin corona […] huyó de Jerusalén a causa de la rebelión de Absalón. Abatido por la pena y el cansancio producidos por la fuga, se detuvo con sus compañeros junto al Jordán, para descansar unas horas. Lo despertó la invitación a huir inmediatamente […] porque lo perseguían tenazmente las fuerzas del hijo traidor. En aquella hora de amarga prueba, David cantó: ‘Con mi voz clamé a Jehová, y él me respondió desde su monte santo. Yo me acosté y dormí, y desperté, porque Jehová me sustentaba’.
“Después de cometer su gran pecado, en la angustia del remordimiento y la repugnancia de sí mismo, se dirigió aún a Jehová como a su mejor amigo: ‘Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia; conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones’. […] En su larga vida, David no halló en la Tierra lugar de descanso. ‘Extranjeros y advenedizos somos delante de ti -dijo-, como todos nuestros padres; y nuestros días sobre la tierra, cual sombra que no dura’. ‘Dios es nuestro amparo y fortaleza’ ” (Ed 164, 165).
Como David, jamás tendrás descanso duradero en esta vida. El confió en Dios de niño y de joven, cuando era indefenso, y de adulto, en la cima del poder, y cuando cayó. ¡Confió siempre!
¡La oración es el refugio de tu alma en todo momento!

Oración: Señor, tú eres mi Todo.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
LAS ORACIONES MÁS PODEROSAS DE LA BIBLIA
Ricardo Bentancur
Lecturas devocionales para Adultos 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*