Martes 29 de mayo 2018 | Devoción Matutina Adolescentes

Creer las palabras de Jesús

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018 ¿Y entonces…? Heather Quintana Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

«El hombre creyó lo que Jesús le dijo, y se fue» (Juan 4: 50).

Este hombre era importante, pero la Biblia no menciona su nombre, solo dice de él que era un «alto oficial del rey». Probablemente estaba acostumbrado a dar órdenes en lugar de pedir ayuda, pero ahora estaba desesperado. Su hijo se estaba muriendo y ningún médico podía hacer que se recuperase. Pensó que lo único que le quedaba por intentar era pedir ayuda a Jesús.

El hombre llegó a la ciudad en la cual se encontraba Jesús y se abrió camino entre el gentío. La Biblia dice que «le rogó que fuera a su casa y sanara a su hijo, que estaba a punto de morir» (Juan 4: 47). ¿Has leído bien? Le rogó. Una persona habituada a que la gente le suplicase a él, ahora estaba él suplicando.

Cuando el hombre se lo pidió por segunda vez, Jesús lo miró a los ojos y le dijo: «Vuelve a casa: tu hijo vive» (v. 50). Jesús no necesitaba estar en la misma casa para curar a aquel chico, ¡ni siquiera necesitaba estar en la misma ciudad! Cristo envió poder de curación a distancia y «el hombre creyó lo que Jesús le dijo, y se fue» (v. 50). Simplemente creyó en Jesús y prosiguió su camino.

Cuando el oficial del rey regresó a casa, sus siervos salieron a su encuentro y le dijeron que el chico estaba vivo y sano. Quizás querían avisarlo para que no molestara a Jesús, pues, después de todo, el muchacho se encontraba bien. Sin embargo, el oficial del rey sabía que su curación no había sido una mera coincidencia y preguntó a los siervos los detalles: «Él les preguntó a qué hora había comenzado a sentirse mejor su hijo, y le contestaron: “Ayer a la una de la tarde se le quitó la fiebre”. El padre cayó entonces en la cuenta de que era la misma hora en que Jesús le dijo: “Tu hijo vive”; y él y toda su familia creyeron en Jesús» (vers. 52-53).

Si tengo que resumir esta historia, diría que: «El chico se estaba muriendo. El hombre tuvo fe. El hombre creyó a Jesús. El chico fue sanado. Todo el mundo creyó». El meollo de toda la historia es que un hombre creyó las palabras de Jesús.

A través de la Biblia Jesús te ha dicho lo que puede hacer por ti, ¿le crees?

 

Ponlo en práctica: Cree en la Palabra de Dios. Elige una promesa de la Biblia y reclámala al Señor. Memorízala, repítela cuando te sientas desanimado e inclúyela en tus oraciones.

Ponlo en oración: Dile al Señor que crees en él y dale gracias por ser digno de confianza.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

¿Y entonces…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*