Martes 22 de mayo 2018 | Devoción Matutina Adultos

Oración de clamor

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018 LAS ORACIONES MÁS PODEROSAS DE LA BIBLIA Ricardo Bentancur Lecturas devocionales para Adultos 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
LAS ORACIONES MÁS PODEROSAS DE LA BIBLIA
Ricardo Bentancur
Lecturas devocionales para Adultos 2018

“En mi angustia invoqué a Jehová, y clamé a mi Dios. El oyó mi voz desde su templó”. Salmo, 18:6.

Era una mañana luminosa, bañada por una fresca brisa que anunciaba la cercanía del otoño. La catedral lucía esplendorosa, cobijando en su interior a un gentío que caminaba bullicioso por los pasillos laterales de la nave principal hacia la capilla mayor, de origen románico y ahora barroco. Todos querían ver el sepulcro descubierto por el ermitaño Pelayo a fines del siglo VIII, donde descansa, según la tradición, el apóstol Santiago, el primer evangelizador de España. Desde hace más de mil años, millones de personas hacen “El camino de Santiago” para llegar hasta esa catedral.

Como detenido en el tiempo, e indiferente al rumor de la gente que caminaba por la nave principal, un hombre de unos cincuenta años, de rodillas, susurraba una oración ante el altar. Me pregunté qué le estaría diciendo a Dios. ¿Estaba abriendo su corazón o simplemente trataba de recordar todas las palabras de una fórmula que destrabara la gracia divina? ¿Qué habría sentido aquella civilizada multitud si el hombre hubiera estado orando a los gritos, como David en el Templo?

La Biblia menciona los rezos dichos con labios y corazón que siguen, vacíos, un movimiento mecánico (Mat. 6:7). Pero nuestro texto nos dice que David clamaba a Dios en el Templo. Jesús y los grandes hombres de Dios oraban con intenso fervor, y muchas veces a los gritos. Más de cien veces se utiliza la palabra “clamor” en la Biblia para calificar esas rogativas. Moisés clamaba frecuentemente ajehovácon intensidad y apasionamiento (Exo. 8:12; 15:25; 17:4), casi exigiéndole a Dios que actuara, como cuando oró por la sanidad de su hermana María (Núm. 12:13). Samuel clamó a Dios, apesadumbrado por haber puesto a Saúl como rey (1 Sam. 15:11). Elias clamó a Dios para que resucitara al hijo de la viuda de Sarepta (1 Rey. 17:21). Y también clamaron Job (Job 30:20), Isaías (2 Rey. 20:11), y muchos otros.

Pero el clamor más fuerte en la historia fue el de Jesús, cuando a la “hora novena” gritó-, “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Mar. 15:34).

Jesús clamó por ti. Sintió el desamparo más terrible, para que tú jamás te sientas desamparado.

Oración: Señor, hoy clamo a ti.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018

LAS ORACIONES MÁS PODEROSAS DE LA BIBLIA

Ricardo Bentancur

Lecturas devocionales para Adultos 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*