Martes 21 de marzo 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes 2017 | La Biblia: instrucciones básicas antes de abandonar la Tierra


“David le dijo al sacerdote Abiatar, hijo de Ahimélec: ‘Por favor, tráeme el efod’. En cuanto Abiatar llevó el efod a David, este consultó al Señor. Le preguntó: ‘¿Debo perseguir a esa banda de ladrones? ¿Podré alcanzarla?'” (1 Samuel 30:7,8).

“Las instrucciones son para la gente poco inteligente”, creí yo durante un tiempo (y por eso no me iba tan bien). Me acababa de comprar una estantería formidable que se atornillaba a la pared. Llevaba un montón de soportes, tornillos y pernos pero, en general, el diseño era bastante simple. Hice algunos agujeros, usé algunos anclajes y voilá: ¡una nueva y bonita estantería! Fijé la estantería a la pared sobre el sofá de mi oficina y puse docenas de mis libros favoritos en los estantes. Unos días después, mi cuñado vino a pasar un tiempo con nosotros y durmió en el sofá bajo la estantería. A la mañana siguiente, me acerqué para revisar mi correo electrónico y lo encontré durmiendo a pierna suelta debajo de una gran pila de libros y de la estantería. En la pared había un enorme agujero. Al instante supe lo que había pasado: había puesto demasiado peso sin colocar anclajes en la pared. ¡Ojalá hubiera leído las instrucciones!
Mientras hojeaba 1 Samuel, observé una pauta que se repetía en casi todas las grandes decisiones o batallas en las que David participó. Su primera reacción era consultar al Señor para pedirle instrucciones, normalmente a través de un sacerdote que viajaba con él. Incluso aquella vez en que los familiares de los seiscientos hombres que estaban con él fueron secuestrados por una banda de ladrones, antes de salir corriendo a rescatarlos, se detuvo y preguntó a Dios: “¿Debo perseguir a esa banda de ladrones?”
A veces me gustaría que me sucedieran ese tipo de cosas. Me encantaría hacer una pregunta a Dios y obtener respuestas directas, como David. Pero ¿acaso no tenemos algo mejor? Tenemos la Biblia, escrita por Dios a través de hombres, la cual narra historias, y nos da sabias instrucciones para hacer frente a nuestros problemas y contestar nuestras preguntas. Pero ¿recurrimos a la Biblia? ¿Nos detenemos a estudiarla y a preguntar a Dios “¿qué debería hacer?” Al igual que con los libros de instrucciones a los que nunca presto atención, a veces soy culpable de no leer lo suficiente el libro de instrucciones de Dios. Así es como Dios trata de hablar con nosotros. No intentes arreglar tu vida sin consultar primero. GH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017
http://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*