Martes 17 de abril 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | Acas de oración

«Señor, escucha mi oración» (Salmo 86: 6).

Una vez, Jesús estaba orando en un lugar; cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: “Señor, enséñanos a orar, así como Juan enseñó a sus discípulos”» (Lucas 11: 1). Los discípulos de Jesús querían aprender más acerca de cómo hablar con Dios. Así como es posible aprender a comunicarse mejor con otros seres humanos, también podemos hacer lo mismo con Dios.

Si tú, como los discípulos, quieres orar con más éxito, comienza por probar una nueva forma de hacerlo, como la oración ACAS. ACAS es un acrónimo, que significa adoración, confesión, agradecimiento y súplica. Esto es lo que cada letra representa:

  • Adoración significa adorar a Dios. Alábalo por lo que es: tu Creador, Salvador y Pastor. No se trata de dar gracias por cosas concretas (llegaremos a eso luego), sino de adorar a Dios solo por lo que él es: todopoderoso, amoroso, sabio, misericordioso. Tómate un tiempo para pensar realmente en él como el creador del universo y el redentor del mundo.

  • Confesión significa despejar aquellas cosas que bloquean tu relación con Dios. Todos hemos pecado y tenemos cosas que confesar. En 1 Juan 1:8-9 dice: «Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no hay verdad en nosotros; pero si confesamos nuestros pecados, podemos confiar en que Dios, que es justo, nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad». Puesto que todos hemos pecado, y Dios ya conoce nuestros pecados, debemos admitirlos y sacarlos a la luz. Él promete perdonamos y damos un nuevo comienzo.

  • Agradecimiento, es una de las partes divertidas de la oración. Agradece a Dios por todo, por la buena calificación en el examen de matemáticas o por las divertidas vacaciones familiares. Santiago 1:17 dice que todas las cosas buenas de la vida provienen de Dios: «Todo lo bueno y perfecto que se nos da, viene de arriba, de Dios, que creó los astros del cielo».

  • Súplica significa pedir. Aquí tienes tu oportunidad de llevar a Dios todas las cosas y personas que te preocupan. Pídele a Dios que esté con tu abuela enferma, o con tu mejor amigo, cuyos padres se están divorciando. Él quiere ayudar.

Ponlo en práctica: Dedica cinco minutos al día durante esta semana a orar.

Ponlo en oración: Eleva una oración ACAS ahora mismo. Incluye cada una de las cuatro partes de la oración.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

¿Y entonces…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*