DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014 EN LA CIMA Por: Kay D. Rizzo

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014
EN LA CIMA
Por: Kay D. Rizzo

«El que tiene amor no hace mal al prójimo; asi que en el amor se cumple perfectamente la ley» (Romanos 13: 10).

Sucedió en la campiña francesa durante la Primera Guerra Mundial. La lucha entre los soldados franceses y los alemanes se apaciguó cuando los dos ejércitos se ocultaron en sus trincheras para pasar la Nochebuena. Mientras los soldados hacían la guardia, la luna llena bañaba cada arbusto. La belleza de la escena aumentaba la nostalgia que sentían los soldados alemanes.

Aunque esa noche nadie habló de su hogar, cada soldado veía en su imaginación a sus seres amados celebrando alrededor del árbol. Olvidando el lugar donde se encontraba, uno de los soldados comenzó a cantar su villancico favorito «Noche de paz». El soldado que le seguía en la trinchera se sumó a la melodía. Luego otro y otro se fueron agregando. Cuando terminaron de canturrearlo una vez, un soldado comenzó de nuevo. Uno tras otro, los demás soldados alemanes se sumaron al canto sin darse cuenta de que la música llegaba a la trinchera enemiga.

¡Qué oportunidad perfecta tenían los soldados franceses para apuntar sus cañones en la dirección de la que venía el sonido, y despedazarlos! Pero en las trincheras lejanas, los soldados franceses sintieron la misma nostalgia y, en vez de disparar, se unieron al canto. Cuando finalizó la canción, un oficial francés se dio cuenta de la gran oportunidad de destruir a las fuerzas alemanas y ordenó a sus hombres que dispararan. Pero se negaron a hacerlo. ¿Cómo podrían matar a los alemanes después de haber cantado juntos «Noche de paz»? Los oficiales alemanes recibieron la misma negativa de parte de sus soldados. Al día siguiente, los soldados de ambos bandos seguían sintiendo ¡o mismo. La única solución era transferir a los soldados a destinos nuevos, donde no estarían disparando a nadie conocido.

¡Qué lección! ¿Hay alguien que no te guste? Intenta conocerlo mejor. Ríe con él, llora con ella, comparte buenos y malos momentos, si es posible incluso canten juntos. Descubrirás que comprendes a esa persona un poco más. Porque el amor vence al odio y al prejuicio.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2014

EN LA CIMA

Por: Kay D. Rizzo

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*