Martes 15 de mayo 2018 | Devoción Matutina Adolescentes

Ciento por ciento diferente

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018 ¿Y entonces…? Heather Quintana Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

«El que estaba sentado en el trono dijo: “Yo hago nuevas todas las cosas”» (Apocalipsis 21:5).

Rob McGovern era un hombre de negocios decidido, ambicioso y con éxito que fundó algunas páginas web populares de búsqueda de empleo. En 2009, mientras manejaba por una carretera, sufrió una colisión frontal con un joven de diecisiete años que estaba adelantando a un auto ilegalmente. En ese momento, Rob iba hablando por el celular con uno de sus vicepresidentes, y este pudo escuchar el golpe. La llamada seguía abierta cuando a Rob se le cayó el celular de las manos, de manera que el vicepresidente pudo ser testigo de la llegada de la ambulancia, de cómo los médicos utilizaban las palas de reanimación y de cómo decían que Rob no tenía signos vitales.

A causa de las lesiones cerebrales tan graves que sufrió. Rob pasó varias semanas en coma. Su cuerpo estaba destrozado y los médicos dijeron que permanecería en estado vegetativo; no podría volver a andar ni a cuidar de sí mismo. Los médicos le dijeron a la madre de Rob que, en el mejor de los casos, algún día su hijo podría volver a alimentarse solo. Seis meses después del accidente, Rob le preguntó a su neurólogo si algún día volvería a estar al ciento por ciento, y el médico le respondió: «Sí, lo estarás, pero será un ciento por ciento diferente».

McGovern se dispuso a lograr estar a ese ciento por ciento diferente; quería sentirse fuerte y realizado de nuevo. Su mente no funcionaba a la misma velocidad que antes, pero hacía lo posible para entrenarla y recuperar su ritmo habitual. El trauma provocó lesiones en su cerebro que lo obligaron a aprender a pensar de otras maneras. Rob ya ha vuelto al trabajo y ha llegado a dominar esa nueva forma de vida. «Me siento bien con este nuevo ciento por ciento», dice.

Al atravesar un momento difícil como el divorcio de tus padres, el desamor, abusos o una gran decepción, puedes sentir que has perdido una parte de ti. Puede parecer que nunca volverás a estar al ciento por ciento de nuevo, pero lo estarás; solo que será un ciento por ciento diferente. Si le dejas, el Señor utilizará esa experiencia para hacer de ti una persona más fuerte, más sabia y más compasiva, y promete ayudarte a estar de nuevo al ciento por ciento. «Ahora dice el Señor a su pueblo: “Ya no recuerdes el ayer, no pienses más en cosas del pasado. Yo voy a hacer algo nuevo, y verás que ahora mismo va a aparecer. Voy a abrir un camino en el desierto y ríos en la tierra estéril» (Isaías 43: 18-19). Está haciendo de ti un nuevo ciento por ciento.

 

Ponlo en práctica: Escríbela en tu diario o habla con un amigo para reflexionar acerca de alguna mala experiencia de tu vida y piensa en cómo Dios puede utilizarla (o en cómo la ha utilizado) para hacerte más fuerte y diferente.

Ponlo en oración: Pide al Señor que haga de ti alguien nuevo y mejor de lo que hayas sido.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

¿Y entonces…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*