Martes 12 de junio 2018 | Devoción Matutina Adolescentes

No me avergüenzo

Devoción matutina para adolescentes 2018 ¿Y entonces…? Heather Quintana Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Devoción matutina para adolescentes 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

«No me avergüenzo del evangelio. porque es poder de Dios para que todos los que creen alcancen la salvación, los judíos en primer lugar, pero también los que no lo son» (Romanos 1: 16).

Tim Tebow, uno de los mejores quarterbacks universitarios de los últimos tiempos, nació en Filipinas, hijo de misioneros cristianos. Su madre lo educó en la casa y se esforzó para inculcarle principios cristianos. A medida que su fama aumentó, el público y los medios de comunicación reconocieron que era diferente de otros atletas profesionales. Sus valores cristianos recibieron aún más atención cuando, durante una conferencia de prensa, alguien le preguntó si estaba esperando a casarse para tener relaciones sexuales. Completamente seguro de sí, y sin dudarlo, Tim respondió que sí, sorprendiendo a los periodistas. Tim se rio y añadió en forma de chiste que los reporteros quizá se sentían más incómodos con aquella respuesta que él mismo.

Tebow nunca se ha avergonzado de hablar de su fe en Dios. De hecho, durante su carrera en el fútbol universitario, a menudo escribía referencias bíblicas en la pintura que se ponía debajo de los ojos para evitar que el sol lo deslumbrara. En el juego por el campeonato del año 2009, Tim llevaba anotado «Juan 3: 16». Como resultado, millones de personas buscaron en Google «Juan 3: 16» durante, o poco después, del partido. De manera parecida, cuando se colocó la frase «Proverbios 3: 5-6» durante otro partido, hizo que se realizaran 3.43 millones de búsquedas de ese versículo en Internet. «Esta es una prueba de la influencia que tienes como atleta», comentó Tim acerca de esas búsquedas en Internet.

Tebow podría haberse mantenido en silencio respecto a sus creencias, pero por no avergonzarse de ellas, millones de personas buscaron y leyeron aquellos versículos bíblicos. La confianza en sus creencias tuvo un gran impacto en millones de personas, a las que ni siquiera llegó a conocer. De hecho, los mensajes que se pintaba debajo de los ojos tuvieron un impacto tan grande que. mediante un nuevo reglamento bautizado como «La Regla de Tebow», ¡se prohibió poner mensajes en la pintura negra de los ojos! Sin embargo, dicha regla no lo inquietó, ya que continuó hablando abiertamente de Dios, logrando un impacto positivo en un sinnúmero de personas de su país.

 

Ponlo en práctica: Si Tim Tebow puede hablar acerca de Dios, ¡tú también puedes hacerlo! La próxima vez que tengas la oportunidad, comparte con confianza tu creencia en Dios.

 

Ponlo en oración: Pide a Dios que te ayude a estar preparado para aprovechar las oportunidades que se presenten para compartir tu fe.

 

Devoción matutina para adolescentes 2018

¿Y entonces…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*