Martes 11 de octubre 2016 | Devoción Matutina para Damas 2016 | El regalo perfecto


Si ya has descubierto la naturaleza del regalo perfecto, también has descubierto que te hará feliz. Spencer Johnson

EN UNA COLUMNA de consejería de una revista de esas que tanto nos gustan a nosotras las mujeres, una lectora hizo la siguiente consulta: “La semana pasada, mi cuñada puso a la venta muchos de sus enseres para poder hacer así algún dinero que necesitaba. Mi esposo y yo fuimos a su ‘mercadillo’ para ayudarla comprándole algo, pero me quedé atónita al ver uno de los objetos que estaba vendiendo. Era un regalo muy caro que mi esposo y yo le habíamos hecho por Navidad, y estaba pidiendo por él la mitad de lo que a nosotros nos había costado. Era evidente, además, que nunca lo había usado. Me volví a mi esposo para quejarme por aquella falta de ética de su hermana, pero él simplemente me dijo: ‘Es suyo, y puede hacer con sus cosas lo que le dé la gana’. Nos enfadamos mucho. ¿Quién estaba en lo correcto, él o yo?” La respuesta fue: “Tu esposo estaba en lo correcto. Tu cuñada puede hacer con su regalo lo que mejor le parezca”.*
A veces queremos controlar las dos partes de un suceso, pero eso no es posible. Por ejemplo, no tenemos control alguno sobre la gratitud de los demás; por eso no tiene sentido albergar expectativas a este respecto, que sin duda se verán defraudadas antes o después cuando alguien no nos agradezca como esperamos. La gratitud no se puede forzar. Lo único que podemos hacer con respecto a la gratitud es intentar, en lo que respecta a nosotras, que forme parte de nuestro día a día. En lo que respecta a los demás, simplemente no se puede hacer nada, y lo que menos se puede hacer es decepcionarse o exigirla.
En esto de regalar, lo único que está bajo nuestro control es nuestra parte; si no, no es regalar liberalmente, es utilizar el privilegio de regalar para creemos mejores, superiores o generosas. Nada más lejos del regalo perfecto. Así, simplemente, no funciona.

“Mi pueblo se saciará de mis buenos regalos. ¡Yo, el Señor, he hablado!” (Jer. 31:14).

* Lewis B. Smedes, A Pretty Good Person (Nueva York: Harper Collins, 1990), pp. 15, 16.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA LA MUJER 2016
Ante todo, cristiana
Por: MÓNICA DÍAZ
Lecturas Devocionales para Mujeres 2016
http://devocionmatutina.com
Facebook:
https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD
========================
Visita también:
http://videosadventistas.com/
http://espacioadventista.org/
========================

Comments

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*